martes, 30 de diciembre de 2008

Vamos y venimos

12 la espiaron


Bueno.. y se vino... se vino fin de año y se vino nomas, pero yo me voy.
Arrancamos con esto de las vacaciones y que me las merezco y toda la perorata y dale que va pero yo me voy!

Los dejo con look nuevo y me faltan botones y me sobran ganas de ir puliendo la nueva plantilla, pero quedará para el 2009 y si les gustaba más la anterior o ya estaban acostumbrados lo lamento porque la perdí. Si. La PERDÍ... LA-PER-DÍ... Que no la tengo más.... que se me escapó entre gallos y medianoche. Entre el mouse y el otro coso. Si. Hasta los calzones perdí, tuve que salir a buscar foto de cabecera nueva.

No podía terminar el año sin mandarme otra macana. y bueh.. van... ¿Cuántas?

No importa. El tema es que ahora me quedo así. Pero me voy. Vuelvo. Si! Pero me voy!

Y que me lu merezco joér! Que he tinidu un año másh muvidu que el últimu minutu del terzer shubshuelo del Titanic Manolo!

Les dejo una cosita que me mandó una amigota por mail y todavía me está rebotando entre la pituitaria y las cervicales:

Que estén bien, pero realmente bien, cada uno con su almita y su silencio, se sientan plenos aunque después caigan en la vida, en la realidad... cuando observen un paisaje en ese momento donde uno se plantea cosas raras... estén llenos, pleno y contentos con lo que eligieron. De corazón lo deseo, a ustedes y a quienes en mi entorno se muestran como seres humanos.

PD: la foto la pongo porque me gusta.. la vengo guardando hace un montón y no tengo NUNCA nada que decir como para que me cuadre justo... por lo que sólo les aclaro que no hay nada más lindo que un beso con una agarrada de nalga como esa. He dicho. Y si.. otra vez me fui al verdín.
Bichi... me querés?

sábado, 20 de diciembre de 2008

Listituza

15 la espiaron


Hace un año estaba exactamente en la misma postura física en que me encuentro en este momento, pensando mi cartita a Papá Noel: espalda recta, cara seria, ceño semifruncido tratando de hilar los deseos con las manos sobre el teclado.

Repaso mis afectos, mis logros, mis fracasos, los nuevos desafíos, se me agolpan los nombres de amigos y familiares, sonrío y me emociono…. las ideas se van ordenando y las letras dan forma a mis deseos navideños para este 2009 que se avecina:

Que todos los regalos sean envueltos en espuma de mar con moños multicolores, como lo son las ilusiones.

Risas, muchas, de todos los tamaños y decibeles para compartir y disfrutar junto a los que quiero.

Ideales firmes y fortaleza de carácter para sobrellevar las adversidades.

Crecer, crecer y crecer… hasta que el alma brille y por más que duela.

Que cada chico al extender su mano encuentre la de un adulto responsable y cariñoso que le garantice una infancia feliz.

Que a pesar de las distancias geográficas podamos seguir alimentando los vínculos de amistad y familiares que nos sostienen y apuntalan.

Emociones - en todos sus matices - porque son las que me hacen dar cuenta de que sigo viva.

Seguir teniendo la oportunidad de besar la frente de mis hijos todas las noches.

Que el recuerdo de mi mamá siga intacto como hasta ahora, que su luz sea mi guía y su bondad mi objetivo.

Que mi papá disfrute de su cosecha de vida, y sus nietos del mejor Labu que existe de este lado de la luna.


Que Dios los bendiga y que en cada una de nuestras familias renazca la esperanza en un mundo mejor donde la felicidad, la paz, la ética, el trabajo y la dignidad del hombre estén al alcance de la mano.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Cambio de aguas

11 la espiaron


Autoridades escolares, maestros, familiares y chicos:

El hecho es que, si bien el asunto es no es tan complicado, asumí la responsabilidad de hablar en nombre de los padres tanto a nuestros hijos como a los docentes y familiares que nos acompañan; por lo que aquí voy y espero que no me tiemble la voz.

Fueron estos días que nos preparábamos para que nuestros hijos reciban títulos y abrazos mientras organizábamos esta reunión y buscábamos las fotos viejas de los chicos, desempolvábamos algún cuaderno; fue justamente en estas horas, mientras hacíamos todo eso, cuando se nos revolucionaban del mismo modo las emociones y los recuerdos.

Con la evocación saltan las imágenes, las palabras y las historias. Recordar - dijera el escritor uruguayo Eduardo Galeano – es volver a pasar por el corazón, por lo que los invito a recordar ciertos actos y sucesos ya sea para recrearlos o reflexionar sobre ellos.

Entre los primeros recuerdos traigo a nuestra memoria el día en el que esta Comunidad Educativa abrió sus brazos y celebró con entusiasmo la llegada de aquel grupo de familias y alumnos provenientes de dos colegios.

Traspasamos el umbral con mucha intriga y esperanza, pero sobre todo con muchas ganas de sumar esfuerzos y alcanzar los objetivos propuestos; también teníamos en el fondo de la mochila un poco del miedo que supone el comienzo de algo nuevo.

Caras nuevas, autoridades nuevas, compañeros nuevos, hasta los uniformes nuevos, todo listo para estrenar junto a un montón de emociones y con ilusiones y preguntas que se amontonaban en las caritas expectantes de los chicos a medida que se acercaba el día del comienzo de clases.

Han pasado ya 2 años desde ese momento y hoy - agradablemente - nos damos cuenta de que nuestros hijos no sólo lograron sobrevivir a estos cambios sino que floreció el respeto y la amistad que sembraron sus maestros y se crearon los lazos de nuevas y afectivas relaciones con sus superiores.

En tal sentido - y como padres - esta noche somos responsables de enaltecer la educación, el conocimiento y los valores que han adquirido nuestros chicos de la mano de sus maestros, autoridades y personal escolar; los que entregaron lo mejor de sí, compartieron saberes, impartieron enseñanzas y supieron contener y guiar con afecto en momentos de zozobra.

Ustedes chicos, no se olviden que deben sentirse orgullosos de lo que han recibido y de los pasos que han dado para ser mejores personas; recuerden los valores inculcados en estos años como ser siempre respetuosos con los demás sin importar clases o posiciones sociales, ser exigentes en cuanto a la disciplina con ustedes mismos para que el éxito en los objetivos planteados llegue mas rápido. También recuerden actuar sin esperar algo a cambio, no se olviden cual es su deber y sobre todo sean solidarios, cultiven la amistad, respeten la cultura, veneren a la familia y amen a su País.

Estos años de primaria fueron momentos de vida compartidos, de sentimientos, de sueños, de tiempo de juegos, de aprendizaje, de promesas, de planes y caminos, de mirar a un futuro que se adivina en las sonrisas y las miradas donde se mezclan la melancolía, la alegría, la tristeza y el miedo. Esa adolescente contradicción entre las ganas de irse y de quedarse.

Crecieron rápido dentro de esos uniformes holgados de aquel primer día de clase, total ya va a pegar el estirón decíamos las madres cosiendo ruedos y doblando puños. Al poco tiempo hubo que cambiarlos por unos nuevos, hace poco se agregó el buzo de egresados 2008 y así pasó el tiempo entre cumpleaños, las primeras fiestas, las salidas compartidas, las complicidades, los secretos y las picardías.

Hoy están aquí, en su tan esperada fiesta de egresados. Fiesta que se sumará a tantos otros recuerdos de un camino que todos juntos lograron transitar y parece llegar a su final. Pero sin embargo se plantea un nuevo recorrido por delante, un cambio de aguas, un camino que debemos compartir y mejorar, un camino para avanzar unidos como padres, alumnos y docentes pertenecientes a esta comunidad escolar.

Me gustaría finalizar estas palabras diciéndoles que nos sentimos plenamente orgullosos y satisfechos porque son ustedes los que con su esfuerzo, estudio y dedicación han alcanzado el objetivo planteado, siendo ese su emblema, el que marca la diferencia y el que siempre los va a unir - estén donde estén - porque en el camino de la vida tienen un paso en común, una misma historia: son los Egresados de 7mo. Grado Promoción 2008 de éste colegio.


Para ustedes es nuestro fuerte y cariñoso aplauso.

Muchas gracias.

martes, 18 de noviembre de 2008

Pleasures de Lauder

27 la espiaron


Ahí estaba. Sentada mirándose las manos. Midiéndose cuidadosamente el largo de sus uñas de un solo vistazo. Cual forense tratando de descubrir en cada pliegue un resto de aquella piel que había acariciado durante tanto tiempo.

Un solo resto físico indicaría que no había sido un sueño ni un espejismo y que la sensación de vacío que sentía era sólo provocada por un malestar ajeno al alma.

Bajó los ojos en busca de aquellas molestas bolitas que empecinadamente se hacían en su pullover de lana azul a lo largo de las mangas y que afanosamente trataba de despegar, como aquel nombre que se le abrojó en el corazòn y evita pronunciar pausadamente buscando aquella música que acompaña a la palabra amor.

Suspiros y más suspiros tratando de contener lo que sabe es inevitable.

Se escucha una canción de fondo - algo de Veloso - mucha saudade, mucha agonía de soledades acurrucadas a las sombras de las almohadas.

Olores a mentas y retamas, el olor de aquel perfume, el que quedó guardado en su memoria olfativa y hace que se dé vuelta con premura en la calle, Pleasures de Lauder. Pleasures, pleasures.... retumba su cabeza. Placeres, tanto placer que ahora le duele el cuerpo cuando éste reclama por su ausencia.

La lluvia pega en el ala de su sombrero y un leve goteo salpica su cara. Dulce sobre salado. En su imaginario el recuerdo de la lluvia que golpeaba sobre el aire acondicionado de esa habitación barata. Media luz y media tarde. Promesas cumplidas entre fantasías y realidades.

Llueve.

Llueve.

Se incorpora pesada y lentamente. Mete en los bolsillos los puños apretados, como tratando de aferrarse a algo; tal vez hurguetea el fondo de su saco con la ilusión de encontrar...

¿QUÉ...?

¿Una palabra que no suene hueca? ¿Un afecto que sea cierto? ¿Un beso que no sepa amargo y a otra boca?

Camina por la ciudad mirando, buscando quien sabe qué cosa en la mirada de la gente. Todo suena frío y lejano.

Sólo mira las puntas de sus botas.... un paso... otro.... un tac... tac... tac.... resuena en la vereda.

Tac.
Camina.
Tac.
Suspira.
Tac.
Pleasures.
Tac.
Puños apretados.
Tac.
Furia contenida.
Tac.
Sabor agridulce.
Tac.
Te quiero.
Tac.
No debo.
Tac.
No puedo.
Tac.
No quiero.
Tac.
Te amo.

El ruido de aviones zumba sobre su cabeza y los mira con ojos yermos, las ilusiones secas y el alma congelada.

Ahí se queda. Quieta. Muda. Sola. Sola. Sola. Mirando como las nubes negras de la tormenta se tiñen de rojo. El mismo rojo que gotea en la vereda.

Un pequeño hilo de sangre chorrea por sus botas negras. Encontró al fin lo que buscaba en el fondo de sus bolsillos de puños apretados.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Bancame un toqueçao

24 la espiaron


VOS – santa mujer – sabes perfectamente de lo que te hablo. Estás agachada tratando de que el upite no toque el inodoro, de que los pantalones no lleguen al piso así no se te mojan con esa mezcla que flota (que andá a saber que carajos es pero por las dudas entrás al cubículo en puntas de pie y abriendo la puerta con el codo poniendo cara de asco), rogás que el gancho para colgar la cartera y/o mochila esté en condiciones aceptables como para cumplir con sus funciones aunque suele suceder que esto no sea así y terminas con la cartera colgada al cogote – eso en el mejor de los casos porque muchas veces te toca sostenerla con los dientes.

Cuando lograste hacer pis te das cuenta de que no hay papel y que por esas putas casualidades no tenés puesto el salvador care-free que mantendrá esa última gota fuera del alcance de tu moma. Abro un paréntesis para explicarle a los hombres que para una mujer sacudir la última gota es complicadisisísimo dado que estamos con las piernas semidobladas y en un espacio reducido, a eso sumen que nuestra uretra no tiene – como en el caso masculino - una manguera adosada y por lo tanto la sacudida consiste en hacer movimientos epilépticos con el traste de arriba hacia abajo corriendo el riesgo de salpicarnos las piernas y las patas, se nos caigan las cosas de la cartera que tenemos colgada del cuello y nos demos la cabeza contra la puerta cayendo estrepitosamente sentadas sobre el inodoro que tanto queríamos evitar.

Con la mano que te sobra provocás un mar de fondo en la cartera buscando la bolsita de carilinas, te encontrás revolviendo ese cúmulo de cosas que nunca sabés bien para que carajos llevás y volvés a recordar a los hombres meando parados felices de contentos usando una sola mano mientras con la otra hasta pueden atender el celular.

El tuyo indefectiblemente sonará cuando estés agachadita sin ni una sola mano libre; justamente será la llamada del tipo que te gusta, el que dejará un mensaje diciendo que bueno... veo que estas ocupada; llamaba para invitarte a cenar/tomar mate/ir al cine/pasear bajo la lluvia/ mirarte las tetas/darte 4 besos/revolcarnos un rato/sobarte el tujes/tomar mate otra vez. Entre pucheros escuchás como te corta sin más y vos antes de llamar y decirle ay perdón.. es que justo cuando me sonó el celu estaba haciendo pichín en un baño público con las can can a la mitad preferís la soledad eterna en el destierro de tu cubículo de baño público.

Obviamente que todo este periplo te lleva tiempo. No es fácil todo el proceso y cualquier mujer lo sabe, pero siempre hay una que entra al baño como entraste vos - con la vejiga que le explota porque se resiste a hacer uso del baño público - y después de mirar por debajo de las puertas viendo que en todos hay dos patas en perfecto equilibro elije una al azar (que da la puta casualidad que es la tuya) para golpear o tratar de abrir y espetar ¿Hay alguien? o ¿Te falta mucho?

Seguidamente ponés tercera apurando el paso y te secás con el carilina (el que se como es chiquito no alcanza para lo que es requerido y terminás con la mano mojada de pishata), te sacás la manija de la cartera de la boca y apurada gritas OCUPADOOOOOO!! mientras sostenés la puerta con la cabeza rogando que nadie te empuje de culo al inodoro.

Ya las gambas no te dan más y te tiemblan un cachito por lo que anotas mentalmente hacer otra serie de 8 de sentadillas y estocadas en el gimnasio para fortalecer piernas y glúteos. Estás ahogada de calor, te chivaste tanto que parecés recién bajada de la bicicleta de la clase de spinning, los pelos sobre la cara que te molestan, te pica la nariz y te babeaste tanto que tenés la garganta reseca por sostener la cartera con los dientes.

Sin perder la compostura ni el glamour de a poco te acomodás la facha y salís del cubículo colorada como huevo de tractorista para lavarte las manos en esas míseras piletitas que como tienen un timer o un sensor el agua sale cuando se le da la gana y por el tiempo que a un tipo se le antojó es el que VOS necesitas para lavarte y enjuagarte todas esas bacterias que se te pegaron en el baño de mierda (eso siempre y cuando en el dosificador de jabón encuentres algo, caso contrario será sólo una remojadita).

Te volvés a colgar la cartera al hombro, te calzas la puta e infaltable botella de agua debajo del brazo - que todas las minas llevamos en la mano porque no entra en ningún lado y ni en estado catatónico dejarías sobre la mesada de ese baño - quedando nuevamente en una postura ridículamente incómoda con los coditos pegados al cuerpo y medio torcida para que la cartera no se te caiga del hombro y vaya a para dentro de esa piletita o toque la mesada que está que parece la Laguna Azul pero sin los adolescentes corriendo en pelotas por la playa.

Con las manos chorreando te das cuenta de que las toallas de papel están en la otra punta y que para usar el secador de manos de aire caliente tenés que esperar tu turno con las extremidades chorreantes orientadas hacia el cielo en un gesto que a esta altura del partido roza lo bíblico. Te mojás los puños de ese saquito divino que te estabas estrenando y ya sin paciencia pegás unos sacudones al aire como para sacarte los anillos mientras el resto te lo secás entre la ropa y el pelo.

Te sentís un poco mejor y ya frente al espejo te acomodás un poco el maquillaje, te peinás un poco porque te quedaron los pelos como si fueses un avestruz hawaiano, te acomodas las tetas dentro del corpiño porque de estar agachadita se te puso el push-up de gorro, controlás que no te haya quedado ningún pedazo de papel pegado a las suelas cual loco barrilete, girás 90 grados frente al espejo y te miras el culo porque ya te pasó una vez de salir con la pollera enganchada a la moma sin nadie que se digne a avisarte que estas caminando con el culo al aire.

Salís del puto baño público con la frente alta a enfrentar al mundo nuevamente con la seguridad de haberle ganado la lucha a un Titán y si sonara Carrozas de Fuego de fondo te sonreirías triunfante.

Llegás al pasillo donde te espera tu amigo con cara de poca paciencia y bufando se despacha un no se qué carajos hacen las mujeres en el baño que tardan tanto... si SÓLO hay que ir a mear! Tu cara de culo no tiene nombre y tenés ganas de escupirle un ojo a ese tarado que se dice tu amigo pero no es capaz de ofrecer llevarte la puta botella de agua; ni hablemos de que cargue con tu mochila llena de mierdas inútiles pero tuya al fin. Entre murmullos y con leves empujoncitos en el hombro le revoleás un bueno.. caminá... dale rogando que él tenga al menos una vengativa gota en la bragueta que te reivindique como mujer.

Todo esto se podría haber evitado si decias NO el domingo a la tarde cuando tu amigo te llamó para invitarte a pasear al shopping y al tener ganas de hacer pis tomaste aire profundo - sabiendo lo que te esperaba - y con la frente alta dijiste ya vengo, bancame un toqueçao que voy al baño.

viernes, 31 de octubre de 2008

Techito por si llueve

13 la espiaron


Cuando yo era chiquita te ibas a la plaza y le decías a ese chico que estaba solo y/o era nuevo en el barrio si quería jugar con vos y tus amigos. O venía y preguntaba si podía jugar con vos. No se consultaba al resto. Era un SI rotundo. Era prestarle los patines, conseguirle la hamaca de al lado o pararte en TU hamaca y compartir el vuelo con el otro sentado. Era tu amigo nuevo.

Casi una vez al mes seguro que tenias un amigo nuevo, o en el recreo del cole, o en la plaza, o simplemente mientras esperabas a que tu mamá hiciera las compras en el almacén otro nene se sentaba en la vereda y te preguntaba si vos también estabas esperando a que tu mamá comprara las galletitas. Cuando ella salía y te ibas saludabas con un chau!! lleno de risa limpiándote las manos en los fundillos de los pantalones sin promesas de volver a verte. Cuando te preguntaban quien era ese nene vos sólo decías Un amigo que conocí recién.

Cuando llegabas a la playa el primer día de vacaciones te ponías a jugar con la palita y el balde y al segundo palazo de arena volador tu vieja te decía anda a ver si te encontrás una amiga para jugar vos te ibas chocha. Cuando veías a una nena de maso tu edad te le sentabas al lado, agarrabas un par de caracoles con un puñado de arena y le decías ¿Puedo ser tu amiga y ayudarte con el túnel del castillo? Y ahí te quedabas chocha de la vida levantádole la mano a tu mamá para avisarle donde estabas jugando con tu amiga nueva.

Un día te diste cuenta de que creciste y de que dejaste de pedir a la gente que fuese tu amiga y te encerraste en todos los castillos que construiste de chica, te quedaste suspendida en todos esos puntos súper altos a los que llegaste con la hamaca – esos donde sentías que las cadenas del costado dejaban de estar tensas y tenias que revertir el peso para bajar a todo vuelo – te frenaste en la subida del tobogán, se te congeló la sonrisa estando arriba en el subibaja y sin saberlo decidiste que con los amigos que tenías te alcanzaba y que si apenas podes gerenciar las visitas y tu vida social con los presentes para que te vas a complicar con los futuros… y dejaste de mirar al otro con cara de querés ser mi amigo y dejaste de pedir.

De pedir la risa, de pedir el hombro para el llanto, de pedir un abrazo, de pedir un llevame en la bici comiendo caramelos, de simplemente estirar la mano y pedir un confite sugus en el cine, de pedir que te quieran, de pedir un beso con cara de puchero mimoso, de pedir que te extrañen cuando no te ven por un tiempo, de pedir que tengan presente el olor de tus abrazos, de pedir que recuerden lo ruidosa que es tu risa, de pedir quedarte remoloneando un rato más a fuerza de puro mimo, de pedir que el primer mate dominguero en la cama venga con azúcar para llenarte el alma de dulzura, de pedir que te compartan el paraguas por más que tengas el tuyo porque de a dos la lluvia es mas divertida.

Y enganchada como tiradores a un picaporte, dejaste de pedirle al amor que no te lleve el alma cuando se va… y te quedas sola respirando puro recuerdo sin techito por si llueve.


Somos nuestra memoria,
somos ese quimérico museo de formas inconstantes,
ese montón de espejos rotos.

J.L. Borges

domingo, 21 de septiembre de 2008

¿Quién?

21 la espiaron



¿Quién hablará de tí como yo solía?
Con fiebre de amante enardecida.
En tu caricia eterna mis jardines florecían
y mis ojos sólo por verte sonreían.
¿Quién te mirará como yo lo hacía?

¿Quién te pensará como yo solía?
Cascabeles que tintineaban
cual llamadores del ángel del deseo
¿Quién te esperará como yo lo hacía?

Que no me enturbie ya más la mirada el llanto;
Impávida y en la eterna ausencia de tu abrazo
Te cuestiono a futuro
¡Primavera mentirosa y fría!
¿Volveré a ser la que en tus brazos reía?

Para morir bastó sólo un instante,
aquel momento de agonía
donde las almas susurraron al amor navegante:
suelta la vida al viento, desata rígidos lazos
que ya no hay flor, ni luz, ni paz, ni estrella,
ni amor, ni sed, ni calma, ni noches bellas;
sólo hay un corazón hecho pedazos.

Septiembre 2003

lunes, 1 de septiembre de 2008

Pompas de jabón

29 la espiaron



Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

De
veinte poemas de amor y una canción desesperada Pablo Neruda



Feniletilamina: compuesto orgánico anfetamínico que al abarrotar el cerebro hace que éste produzca dopamina que es el neurotransmisor responsable de la capacidad de desear algo y de repetir un comportamiento que proporciona placer.

Norepinefrina y oxitocina: además de actuar en el momento del parto y la lactancia, parecen ser el cartero químico del deseo sexual y son los neurotransmisores que dan lugar a los arrebatos sentimentales. También son conocidos como parte de las adrenalinas y el tratamiento indicado para algunos casos de hipotensión aguda. Se los asocia al estado de alerta máxima.

Cuando todos estos neurotransmisores están dando vueltas por sus cerebros Uds. se están enamorando y no les estoy macaneando ya que no es otra cosa que la bendita química del amor, por favor no me digan que estoy más loca que una chiva.
Pero es cierto (lo de la química, lo de mi locura lo podemos debatir un cachito más). Todos estos compuestos combinados en su justa medida hacen que dos enamorados puedan permanecer primero noches enteras conversando para luego pasar a estar horas rozándose los talones y los pupitos sin sensación alguna de cansancio o sueño.

Se me llenó el bolsillo de atrás de preguntas; a saber:
¿Cuánto tiempo tarda ésto en convertirse en una triste rutina para que en ese instante todas las emociones positivas que nos mantenían deseosos queden ampliamente superadas por una especie de gelatinosidad viscosa que todo lo invade y los tiempos de pareja sean cada vez menores hasta lograr un desgaste devastador?

¿Se puede vivir ese estado adrenalínico eternamente de manera natural o se deben crear - como en un guión de vista romántica y pochoclera - esas situaciones románticas y privadas para así poder lograr el objetivo tan ansiado que es mantener la pasión y las ganas de estar juntos a pesar de las discordias y los desacuerdos? Y conste que no hablo de cantar una serenata con mariachis ni aparecerse con pasajes a Nueva York en Navidad sino de cosas mucho más terrenales y al alcance de la mano. Tampoco hablo de un paseo en el 60 en febrero con un Luismi cantando boleros en la radio, no se confunda.

¿Cuándo es que todo eso se pierde y esas mismas dos personas pasan a ser simples compañeros de cuarto con el que ya no se tienen puntos de encuentro, donde las risas cómplices, las caricias pobladas de deseo, las palabras dulces, las miradas pícaras y los roces cargados de prometedor erotismo dejaron paso a un simple buenas noches?

¿Se puede construir una pareja todos los días cuyo objetivo sea conquistar al otro sin importar si ese éxito acontece dado que tenemos la certeza de que mañana tendremos una nueva oportunidad para alcanzar la tan ansiada pero consabida conquista?


Vení Cacho que te traduzco ¿Cuánto tarda una pompa de jabón en explotar?

Nota de la autora: todo esto surge porque estuve mirando pelis viejas del tipo de 50 first dates.

domingo, 10 de agosto de 2008

Pánico escénico

13 la espiaron

Tuve pánico. Un miedo atroz y cuasi desconocido.

Pero no a la muerte, sino a morirme sin haber dicho algunas cosas.

Es como una pulsión, una necesidad.

Está mucho más allá de ser un simple temor.

Pero no sé cómo decir y no digo nada.

Porque también sé que no es necesario que diga nada.

Las palabras.

Son tan promiscuas y tan inútiles.

Pobrecitas.

martes, 22 de julio de 2008

Lluvia en la ventana

7 la espiaron


Y aquí estoy mamá,
pidiéndote que me contengas
en mi adulta niñez;
evocando en vos
todas la emociones
que hacen que lágrimas
y suspiros
no sean palabras huecas.

Existen días que son como si te tuviera;
desde el olor a jazmines que me invade,
desde el transparente verde de tus ojos,
desde tu perfil tan parecido al mío;
en tu abrazo imaginario
me acurruco acunándome,
dejándome estar mientras
contemplo la lluvia en la ventana.


2002 - 22 de julio - 2008

domingo, 13 de julio de 2008

My Blueberry Nights

8 la espiaron


Partamos de la base que yo quería ir a ver 88 minutos, pero como parece que la daban sólo en Rosario o Mendoza y eso no es a la vuelta de mi casa propuse - cual cruel plan B - ir a ver My Blueberry Nights, sin saber mucho de qué se trataba; lo único que tenía en claro es que era el debut cinematográfico de Norah Jones y que estaba dirigida por un chino que parece que es un capo pero que para mi es un chino más llamado Wong Kar-Wai.

Ya que estamos les canto todos los créditos y después vemos quién es quién y de qué nos hablan estos señores:

El título en éste país - que aún no entiendo con qué criterio le pone los títulos a las películas - es: El sabor de la noche (tal vez con la r de sabor alargada.. onda.. saborrrrrrrrrrr.. azucarrrrrrrrrrrrrrr). Tal vez la línea de diálogo - que obviamente me hizo largar el primer moco a los 3 segundos de iniciada la peli - How do you say goodbye to someone you can't imagine living without? (¿Cómo le decís adios a alguien sin quien no te podes imaginar la vida? ) sería más acorde a un encabezado coherente con el argumento de la vista, pero es largo.

Filmada en el año 2007, guionada por Wong Kar-Wai y Lawrence Block; la música la eligió un chino que se llama Shigeru Umebayashi y la fotografìa la hizo Darius Khondji. Toda gente que me encantarìa conocer pero aún no tengo el gusto.
Los actores y actrices que componen esta vista son: Norah Jones, Jude Law, Natalie Portman, Rachel Weisz, David Strathairn entre los protagonistas y papeles más relevantes.

Ahora sí, les cuento que llegué al cine sin mucha espectativa pero recordando Memorias de una Geisha o La Casa de las Dagas Voladoras (ninguna de las dos nada que ver con ésta, pero es lo más cercano al cine oriental que he tenido a mi alcance); tenía una crìtica mas o menos aceptable y digamos que era una de las pelis que estaba en mi lista de las que quiero ver pero sin apuro y ahora me vengo a enterar que estuvo nominada para la Palma de Oro en Cannes.

Apenas empezó la vista ya me gustó. Me gustó el primer plano de Jude Law (Jeremy) medio desprolijo y con esa barbita de 4 días -tan lejos de Closer - me gustó la situación: un bar lleno de gente en Nueva York, el teléfono que sonaba preguntado por un cliente que sólo es reconocido por lo que consume y no por la descripción fìsica, tomas desde detrás de los vidrios - como simulando un ficiticio afuera - con luces de neón y letras rusas azules en la puerta; me gustó el tipo de imágen no muy prolija y con esa cosa de foto como raspada contra el asfalto. Y me encantó - bah.. me encantA - el british accent... me gustó. Mucho. El acento y el muchacho acentuado.

La vista narra aproximadamente un año en la vida de una chica (Norah Jones) llamada Elizabeth - ese es el nombre completo porque en el transcurso de la peli se llama Liz, Lizzie, Beth, Betty y qué se yo cuantos nombres más; permitiéndole ésto poder cambiar no sólo de nombre sino de ciudad - que rondará los 30 - pónéle - a la que le parten el corazón como una manzana de Sofovich. Ella se encula feo y le entrega las llaves del departamento que compartía con su novio al chico del bar el que las deposita en un gran jarrón de vidrio junto a otro puñado de llaves que le han entregado otros clientes que también alguien vendrá a buscar en algún momento. Una pequeña imágen que nunca debe faltar en un buen bar que se precie: la de historias de gente común que ha transitado borracheras e historias varias acodados, adormilados y/o empedados en la barra de un bar.

Elizabeth iba todas las noches al bar de Jeremy a constatar si su ex novio se había llevado las llaves - las que seguían en el frasco con el resto - y es en una de esas noches que él le sirve el bendito Blueberry Pie con una bocha de helado arriba (tarta de arándanos que por estos pagos no es consumido, pero podríamos equipararlo a un cheese cake con salsa de frambuesas con helado de crema americana) en el que ella se sumerge dialogoando y estrechando lazos afectivos y emocionales con él. Una de esas Blueberry Nights es que ella asume que tiene que tomar una distancia entre la Elizabeth actual (la enamorada, despechada y dolida) y la que realmente quiere ser... por lo que una noche, ya harta de socavar su autoestima, se dice a sí misma ¡BASTA! de conmiseración, melancolía y sentimentalismo y se las toma sin avisarle a nadie.

La vista cambia de ángulo en el preciso momento en que Elizabeth y Jeremy tienen el siguiente diálogo, y creo que en él se resume mucho de las relaciones humanas complicadas:

-Ella: ¿Y qué tiene de malo el pie de blueberries?
-Él: No hay nada de malo con él. Es simplemente, que la gente escoge otra cosa. Pero no puedes culpar al pie de blueberries, es solo que…nadie lo quiere…

Comienza así su periplo por Estados Unidos, donde trabajando como mesera en diferentes bares y cafeterías se conecta con las historias de la gente que los frecuenta. No sabe dónde va, no sabe qué busca; tal vez algo que remiende su corazón, algo que haga que la pena y la angustia vayan cediendo presión. Como dijo el director Wong Kar Wai Es la historia de una mujer que toma el camino más largo para conocer al hombre que ama.


Entre las historias de las que participa - que lo hace de perfil, ya que no se ve involucrada emocionalmente en las mismas - destaco la primera donde Rachel Weisz (Sue Lynne) y David Strathairn (Arnie Copeland) juegan el rol de una pareja separada hace un tiempo, siendo él un policía alcohólico en enterna recuperación y ella su ex mujer - pareciera - ligera de cascos pero ya separados.


Relaciones amorosas que no son, no se dejan ser pero al momento de no estar lastiman más que si estuviesen. Rachel y Arnie se comen las escenas (impecable la de Sue Lynne entrando al bar caminando segura pero como al descuido, medio despeinada con un vestido cruzado negro con un estampado en colorado.... juro que me enamoré instantáneamente); se plantan frente a la cámara y me sacudieron las emociones de tal manera que no sólo me calaron súperprofundo sino que me dejaron con los mocos flojos por el resto de la película. Más allá de demostrar que se puede trabajar con las emociones de una manera única le hace muchísimo contraste a una poco emotiva Elizabeth. Norah Jones no está mal; pero me queda la sensación de que actúa de la misma manera en que toca el piano y canta. Muy dulcemente pero totalmente alejada de cualquier tipo de exacerbación que demuestre que ALGO le sucede a nivel emocional. ¿Será que su rol y el director así lo requerieron? Tal vez en otras vistas nos enteremos si no se ha descubierto otro Kevin Costner u otro Steven Seagal.



Más adelante se cruza con una Natalie Portman (Leslie) que a mi no me terminó de convecer desde la estètica - demasiado flaca, el pelito corto y rubio que no le queda del todo mal pero con un look entre grunge y hippie - pero es formidable como trabaja encarnando a una jugadora empedernida que no confía en nadie. Otra vez se la llevan puesta a Noritah.

A esta altura de la película creo que simplemente Elizabeth es el hilo conductor, el personaje que va armando el collarcito de mostacillas donde cada una es totalmente diferente de la otra y no tienen una relacion entre sí más allá de ser lo que toca de cerca a la protagonista mientras trata de corregir sus problemas de sueño a deshora y de olvidar sus penas de amor para poder focalizarse en su vuelta a ese bar de Nueva York donde Jeremy la espera desde hace un año con un lugar reservado en la barra y una porción de Blueberry pie con una bocha de helado lista para ella.

Conclusión: a mi la vista me encantó, me hizo llorar a moco tendido, a la segunda línea de diálogo me di cuenta de que necesitaba una segunda visión con un anotador en la falda porque la poesía con la que el director y guionista narran la historia es digna de hacer pequeñas tarjetas.

La fotografía es maravillosa; con colores de ambientes internos que abusan de los dorados, los sepias, los azules y morados (tal cual un blueberry pie), con imágenes a veces fuera de foco, narrando emociones desde atrás de un vidrio, mucha noche, mucho bar, luces de neón y casinos eternamente nocturnos, mucha emoción flotando y diálogos con segundas y hasta terceras lecturas; la pelicula se torna una road movie con paisajes de la emblemática y beat ruta 66 que cuentan el pasar de tiempo en esos amaneceres cuasi perfectos y colores menos contrastantes aunque igual de vívidos.

La banda de sonido cuadra perfecto rondando el jazz y la melancolía. Otis Redding cantando Try a Little Tenderness en una escena entre Sue Lynne y Arnie - para mi gusto la más violenta, emocional y pictóricamente oscura que transcurre en la película - nos habla de la ironía y la perfección de los sentidos con los que el director pretende que nos involucremos dejando de ser así meros espectadores.

Me puse a investigar un poco y el director hizo otras cosas que se dicen marvillosas, siempre en su oriente natal (Hong Kong) siendo ésta su primera vista americana y parece que entrò a hollywood pisando fuerte.

Por mi parte veré de comprar el DVD y de paso ver el resto de las pelis de este director llamado Wong Kar-Wai que parece que va a formar parte de mi lista de preferidos.





jueves, 12 de junio de 2008

Punto y coma

20 la espiaron

Estaba leyendo en los Cuadernos de Un seductor Subversivo (blog altamente recomendado debido a la calidad, cuidado, investigación y preparación) la entrada correspondiente a Magia y Hechicería de la Mentalidad Argentina cuando pasando ya a los comentarios de los lectores me encuentro con uno que reza lo siguiente:

Bien. En el ámbito de las letras se utilizan diferentes recursos semánticos o estilísticos para decir las cosas; ya que, no importa tanto lo que se diga sino la forma en que se haga. (Sparrow SIC)
...y no puedo creerlo, ¿de verdad piensas que es más importante la forma que el "sentido"? uyyyyy!!!!, espero estar equivocada...saludos.((lectora comentarista SIC)

Iba a dejar un comentario sobre dicho comentario - mágica espiral - pero en vista de lo extenso del contenido preferí armar otra entrada acá en vez de ocupar tanto espacio y abrir tanto el debate allí.

A ver si puedo darle forma a los pensamientos. Ahí voy.

En Buenos Aires existen personajes variopintos y uno de ellos fue el Sr. Héctor Yánover - director de bibliotecas municipales, de la Biblioteca Nacional - puesto también ocupado por Jorge Luis Borges - y del Fondo Nacional de Las Artes - también fundador de la Librería Norte.

Cuando él estaba en la librería los visitantes solían pedirle opinión sobre algunos libros, sobre todo los clásicos, tuve la oportunidad de conocer a uno de sus discípulos - amante acérrimo de la literatura, del buen decir y obviamente de los libros - el que me contó la siguiente anécdota.

Cuenta la leyenda que una señora muy paqueta le preguntó a Yánover de QUÉ trataba el Cid Campeador, a lo que éste contestó que narraba la historia de un loco que salió a recorrer el mundo con un amigo que usaba una escupidera en la cabeza pero relatado de una manera maravillosa.

Obviamente la señora dijo que le sonaba medio aburrido. Yánover ya exaltado espetó:

- ¡Pero Señora! ¡De eso justamente se trata la literatura! Mucho pero mucho más allá de QUÉ se dice es CÓMO se lo dice!!!

Dice Wikipedia que literatura significa una instrucción o un conjunto de saberes o habilidades de escribir y leer bien, y se relaciona con el arte de la gramática, la retórica y poética.

Recomiendo leer algo de Borges - he aquí una muy linda recopilación de algunos de sus poemas -cosas tan simples como el poema Las Cosas (los que solemos ser adictos a las pequeñas cosas cotidianas vamos a encontrar coincidencias), Arte Poético (magnífica obra donde utiliza los recursos de la poesía para imprimir arte a las letras y mencionar pensamientos de grandes filósofos), El Golem (que narra una leyenda judía), o simplemente la cantidad eterna de poemas dedicados a La Luna con la que compara a María Kodama), o Una Llave en East Lansing. Borges no cuenta cosas nuevas pero las cuenta de una manera que realmente es placentero leerlo.

Debo confesar que cuando comencé mis incursiones hacia Borges me sentí totalmente perdida y no lo entendía mucho dado que siempre me encontraba con que nombraba a señores que no estaban dentro de mis conocimientos o al menos los hechos que él relataba cuando los mencionaba no me eran conocidos; ésto me generaba mucha frustración pero se solucionó fácilmente investigando un poco en la maravillosa Wikipedia y ayuda a terminar de comprender la obra borgiana.

Una de las cosas que más vergüenza y gracia me causó fue confundir a Milton con el perro de JLB. De pronto recordé que el maestro tenía un gato llamado Beppo y no un perro, por lo que pregunté un poco e investigué otro tanto. Resultó ser que el mentado Milton era un poeta súper clásico que escribió uno de los poemas más maravillosos de la historia llamado El Paraíso.

Muchos sabrán esto, otros no, yo no lo sabía. Creo que no es malo ser ignorante - y cabe el término en su acepción de ignorar algo, a ser lego en un tema, no como calificación peyorativa al conocimiento o insulto - siempre y cuando utilicemos la oportunidad para demostrarnos que somos capaces de dejar de serlo.

Realizando una burda comparación de estilos sería como la ropa que elegimos para ir a determinado evento social. No es lo mismo un día de campo que un casamiento así como no es lo mismo un cumpleaños de un sobrino en un salón elegante que uno deportivo en un club. No dejan de ser eventos sociales, pero a cada uno le corresponde diferente atuendo.

Por lo que una cosa es un best seller (El Código Da Vinci lo fue y está espantosamente mal escrito aunque - obviamente - no todos los best sellers cumplen con este rasgo) y otra cosa es la literatura que también puede figurar entre los 10 más vendidos.

A los que nos gusta jugar con las palabras, a los que nos gusta la calidad del decir, a los que nos desvela la rima perfecta, a los que disfrutamos del abecedario completo con todas sus tildes, a los que leemos y releemos un escrito debatiéndonos entre coma o punto y coma nos interesa TAMBIÉN el CÓMO se dice... no simplemente QUÉ se dice.

Me voy a hacer una remera que adelante diga bien chiquito Escondete a leer conmigo y atrás rece Punto y coma el que no lo leyó se embroma.

En los comentarios se podrán ilustrar sobre pequeñas pero grandes gaffes a las que soy adicta. ¡Gracias Bugman!

jueves, 15 de mayo de 2008

Palabras vivas

38 la espiaron



Cuando somos bebés - y hasta el momento en que descubrimos la palabra como medio de comunicación - pensamos, sentimos y hasta soñamos en imágenes.

Esto es que pensamos en un objeto o persona como tal - como ente, como cosa - pero no pensamos en la palabra que lo representa, ese conjunto de letras hiladas, sino que pensamos en el objeto mismo y hasta con sus atributos totalmente tangibles.

A medida que vamos incorporando el lenguaje esas imágenes se ven reemplazadas con palabras; pensamos en palabras, pensamos en oraciones, pensamos como si hablásemos.

Pero lo raro es que seguimos soñando en imágenes. Soñar con un mundo de palabras sería como leer un libro, o escuchar la radio; en el mejor de los casos la fusión de la imágen con la palabra, las que serìan algo así como palabras vivas conformando un mundo de palabras.

Vos, ¿Cómo soñás? ¿Cómo pensás?

sábado, 10 de mayo de 2008

Colgar la camiseta

20 la espiaron


Este escrito apareció en el fondo de un disco rígido de una pc vieja. Lo leo y no puedo hacer otra cosa que pensar en lo rápido que pasa el tiempo dado que es de inicios del 2007.

Aún tenía mi auto viejo - el gol modelo '96 - el bólido rojo que tantas veces me dejó a pata en el medio de la nada o en el medio de Buenos Aires toda cargada de mercadería para entregar y cuentas a pagar anque en Las Cuartetas comiendo pizza y esperando que llegue la grúa.

Recién volvíamos con los chicos de nuestras vacaciones en el campo y aún teníamos esa cadencia pacífica que habíamos respirado casi todo febrero; o sea no dábamos pié con bola con la urgencia porteña.

Hoy me veo tan distante de todo eso. Con otro ritmo, otros tiempos cotidianos, con el sueño del auto nuevo cumplido y tratando siempre de robarle una sonrisa a la realidad, eso siempre estuvo y espero que siga estando dado que de eso justamente se trata la cosa, de saber disfrutar de lo que hay, de lo que se cosechó, de lo que se avanzó y de sentir que a veces la vida frena en la banquina nos mira a los ojos y nos habla de felicidad.

No espere leer nada del otro mundo en el texto que sigue; es sólo la bitácora de esos días previos al inicio del calendario escolar. Igualmente siempre tengo en claro que - tal cual opiné sobre la película Perdidos en Tokio - Tal vez más patético que una vida aburrida es pretender que sea entretenida y cautivante al contarla. Después no diga que no le avisé.

¡Eramos tan jóvenes!

27 de febrero: dado que Mateo debe rendir a las 13:30 PM exámenes de speaking y wrinting nos levantamos tempranito y meta coscorrón materno se sentó a repasar. A las 13 partimos en dulce montón la sotretada y yo rumbo al colegio (que se mudó de al lado de mi casa a Belgrano como a 15 minutos de auto). Subo al auto apurada, le doy arranque. Nada. Muerto. Más congelado que Walt Disney. ¡TAAXXXIIIII!. Llegamos al cole, Mateo da su bien su exámen mientras con los otros dos recorro el colegio pensando en qué carajos le pasó al auto y que tengo que llamar a la bendita grúa para que le de arranque y recargue la batería; cosa que no tenía en mis planes de corridas, compras de materiales escolares faltantes, uniformes nuevos, supermercado, bancos y llamar al técnico de Cablevisión/fibertel.

28 de febrero: sin mayores novedades en el frente me relajo un poquito, no mucho, tampoco la pavada. El stress que genera en los chicos el cambio de colegio hace que en esta casa reine el descontrol. Se pelean por la play 1, por la play 2, por los 2 nintendos, por mirar tele, me miran con cara de upite por no tener la PC con internet y el club pingün que me tiene más harta que el auto mientras yo los corro con los uniformes nuevos/viejos a ver que ajustes hay que hacerles y etiqueto 3 cajas de 24 marcadores, 3cajas de 24 lápices de colores, lapiceras, borratintas, boligomas, forrar y etiquetar mil cuadernos y carpetas Nº 3, Nº 5 y Nº 6 con papel bien de macho má (Mateo – SIC) para inglés, castellano y comunicaciones, reviso estado de mochilas…de paso me pongo una escoba en el culo y barro mientras corro por toda la casa pensando en que todavía me faltan forrar los libros de los 3 con contact transparente que se me pegotea por toda la casa pero soy una teacher y eso sí que me sale hermoso!! AHH…me olvidaba del actimel con biopuritas y bichoferoles varios así - como dice el reclame televisivo - a mi también me funciona. ¿¿Me funciona QUÉEEE??? A esta altura necesito que me funcionen 3 neuronas más de las habituales.

1 de marzo: AAAAAAAARRRRANCARON!!! Partimos rumbo al cole todos bañados, perfumados y uniformados. Acto de inicio de primaria. Se me hizo un nudo en el pecho al ver la calle vacía y los porteros mirando al sopi lavando las veredas. El cole no está más y el movimiento y saludos matutinos desde y hacia las madres, chicos y porteros vecinos queda para otro momento... u otro año... u otro barrio. Canto el Saludo a la Bandera, besuqueo los padres, madres, compañeros, maestras, directores; acomodo el tema del comedor escolar y el transporte: un charter que los deja a 2 cuadras de casa pero sólo la vuelta, a la matina los llevo yo - THE mother - por lo que cambia mi rutina matutina y obvio que me tengo que levantar a las 6:30 para TAMBIÉN acomodar MI peluca. Me vuelvo a casa que venía la grúa a arrancar mi auto. Lo hace. Todos felices.
A la tarde se me pierden los chicos ya que el charter los deja a 2 cuadras, pero no en la esquina que todos pensábamos y salí que no me daban las patas para casa a ver si estaban ahí. Los 3 sanos y salvos; yo llorando, abrazándolos y besándolos que por suerte estaban bien y con la culpa que me trepanaba el corazón.
Fran -siempre tan polítcamente correcto en sus expresiones - dijo a ¡ese bondi de mierda con ese gordo del orto que maneja no me subo más!, Juan que se hizo cargo de los dos hermanos menores con una cara de culo que se la pisaba porque él se quería venir solo con sus amigos en el 130, se fumó el maltrato del gordo cuando le dijo vos pibe te bajás acá y asumió el cuidado de Mateo al cruzar las calles; el que lo agarró de la piolita de la mochila y no lo largó hasta que no tuvo la taza de nesquick adelante con una cara de susto pensando ¿Tendré una madre abandónica? y estaban los 3 con una cara de de no entiendo un carajo pero yo esto otra vez no me lo fumo.
17:30 arrancamos a revisar mochilas, listas de libros, buscar una manera más segura y responsable de que se vuelvan a casa (no llegó ni en ovni desde Lanus a Belgrano a las 16:30), teléfono de madres tan locas como yo para comentar lo sucedido y ver qué hacemos.
19:30: un poco de paz. Los trae la mamá de un compañero de Mateo que vive a dos cuadras y los deja en la puerta. A la noche partido de Boca: golazo de Ibarra que nos ayuda a dormir sonriendo.

2 de marzo: 6:45 AM arriba. Duchazo fresco para poder abrir los ojos, vestimentas, desayunos, mochilas…bah.. bardo de 3 chicos con sueño. Salimos rumbo a la cochera. Nos subimos al bólido rojo. NO ARRANCAAA!! Auto de mierda y la (/%$&··&)$”·!!!!
Un vecino que lleva a su hijo al cole me escucha putear desde lejos y me lleva con toda la sotretada al colegio. Me trae otro padre. Llamado al taller. Cambio de batería. $250.- ¿Lo vendo, lo quemo, lo entierro, lo mando a un desarmadero o me compro uno nuevo? Decidido: este año cambio el auto. ¿¿Me voy con el chanchito a la concesionaria más cercana y le digo al vendedor déme todo esto de auto nuevo que no se rompa???
9:30: Me siento a desayunar. Si, hace 3 horas que estoy levantada y todavía no desayuné. Me llama el papá de los chicos para preguntarme como está saliendo todo. Simplemente y ya resingada suspiro y emito un lacónico como siempre. Escucho un me alegro que esté todo bien y sòlo atino a mirar al techo. En un rato me rajo al súper a ver si termino de tachar la lista de TO DO’s que hice hace una semana y poder empezar a laburar.

Juan que necesita celu nuevo porque el que tenía se lo afanaron el año pasado en las cachitas de Ocampo. Busco. Encuentro el de Mateo que lo usaba sólo para jugar y con suerte y en un ataque de hermanez se lo presta – ya veré cómo diantres lo convenzo. Tiene tarjeta SIM que hay que activar. Otro código PUK para desbloquear en caso de que cuando – me juego el push up a que SI – después de introducir 3 veces mal el codiguito la pueda volver a activar. SIM. SIM SIM PUK SIM SIM. GOL. RING. Técnico de fibertel al que atiendo con un collar de celulares, tarjetitas, manuales y cara de no-doy-mas. Habemus internet. Puedo dedicarme al trabajo remoto, eso es tocar casi el cielo con las manos, o con el culo considerando que tengo que pagar sueldos. RING.TEL. Banco. Volver a redactar la nota para faxes por acreditaciones salariales porque la Banca Remota no anda. Somos un batido de siglas. SIM PUK RING USB CBU TRACK FLIN PAFF.

El otro día escuché en Amas de Casa Desesperadas una maldición que resonó en mis oídos como las campanas del Notre Dame: Te deseo que tengas muchos hijos.

A esta altura del partido ya me quiero volver al campo a baldear la galería cagada por los pavos y los sapos, morir aplastada por la avioneta del fumigador o colgar la camiseta.

viernes, 25 de abril de 2008

Anexo I

42 la espiaron



Abro aquí mismo un anexo a la entrada anterior y vamos a contar las tocadas de culo memorables de la que hemos sido víctimas o victimarios.

Arranco yo, así rompo el elástico de la tanga y de paso esto queda prolijo.

Aún recuerdo estar parada en una de las esquinas mas transitadas de Buenos Aires esperando que abra el semáforo y en eso siento que me acarician el trasero. No fue una tocada agresiva sino más bien cariñosa.

Igualmente giré 180º sobre los tacos entre sorprendida y espantada ya que una de las filosofías con las que rijo mi vida es que mi culo es mío y al señor que tenía detrás mirándome y sonriendo y con el envión que traía le puse un agendazo en el medio de la cara. Aún debe tener el logo tatuado.

El señor se llevó la mano al lugar del impacto y - con expresión que hoy puedo decir que era de ruborosa satisfacción - emitió su veredicto: Perdón, es que no lo pude resistir.

Hoy, habiendo ya pasado unos años de ese hecho y viendo que las condiciones físicas de la portadora del culo y del culo mismo han cambiado es que estoy en condiciones de afirmar con total vehemencia que si me lo llego a encontrar a ese señor en la calle le doy un beso y le pregunto si no quiere ir a tomar un café.

Me voy a hacer una remera que diga A mi me tocaron el culo.

Ahora los invitados. Chicas y chicos cuenten quien les tocó el culo cómo-dónde-y-cuándo ¿A quién le tocaron el culo o se lo quisieron tocar y cuáles fueron las consecuencias?

miércoles, 23 de abril de 2008

¡culo culo culo!

21 la espiaron


Como ya he dicho antes, mi piel no es la piel de los 15, mis nudillos lucen algunas arrugas al igual que mi cara, la tintura ya es obligatoria cada 20 días, me confundo los nombre de los chicos y mi culo ya no es no es el monumento al culo.

Para ayudar a sobrellevar todos estos cambios una se decide y retoma - una vez más - algo de ejercicio físico que permita mantener ciertas forma en su lugar o al menos sin la culpa de que una no hace nada para que algunos componentes de nuestro cuerpo no cambien de lugar; o por lo menos si cambian saber donde están y poder vestirnos medio dormidas sin ponernos las medias de corpiño. Algo que nos permita lucir unos brazos un poco más esbeltos y el culo un poquito más arribita antes de que llegue enero y tengamos que mudarnos a Base Marambio porque ahí no se usa bikini.

Por todo lo expuesto es que acabo de retomar mis clases de BOX - si, boxeo loco... ¿Qué te pasa? Para mi espanto veo que no sólo mi piel cambió sino que mi resistencia física también lo hizo y esto me va a costar un poco más de lo que pensaba.

Lo que SI pude apreciar es que hay una serie de cosas que NO cambian en un gimnasio y entre ellas está la sobada que todo buen profesor, entrenador, instructor y/o director técnico brinda amorosamente a sus alumnas.

En mis años mozos mi profesor de calistenia y aeróbicos era más trolo que George Michael y si me tocaba un poco los abdominales, abductores, glúteos y hasta pectorales acusando control sobre el buen trabajo del grupo muscular yo mucho drama no me hacía.

Bueno. Esto en un gimnasio de boxeo no sucede. No que NO nos toquen, que SI sucede, lo que no sucede es que el director técnico sea gay. Resulta que en el ámbito boxístico el tipo es más macho que un padrillo y tiene las mismas aspiraciones.

Una anda lo más chocha con las pesitas laburando los pectorales tratando de no sufrir mientras sonríe y viene el DT y nos controla el grupo muscular. En este caso nos toca un poco las tetas. No decimos nada pero nos deja pensando.

Estamos tiraditas boca abajo llevando con la poca dignidad que nos queda una serie de 8 de espinales, y toing! El DT que nos dice que aflojemos un poco las gambas sobándonos delicadamente los muslos.

Decidimos entonces pasar a los abdominales y así nos encontramos con la sorpresa de que justo hoy trabajaremos los inferiores para endurecer la pancita esa que esta cerca de la pelvis y que - obvio - el profe viene a controlar apoyando su mano justo bajo nuestro pupito.

Nos tomamos la serie con cierta filosofía y concluimos que sin tocada de grupo muscular para su control de correcto trabajo podemos lesionarnos y que el entrenador tiene razón en venir a tocarnos un poco. Que en realidad no es manoseo sino mero interés profesional.

Respiramos profundo. Terminó el entrenamiento. Vamos a saludar hasta la clase que viene y en el preciso instante en que nos damos vuelta el instructor nos da una palmada en el medio del culo diciendo te felicito, trabajaste muy bien hoy.

Señoras y señores, lo que yo vengo a preguntar hoy en día es por qué los entrenadores de un gimnasio tienen esa manía de pensar que porque nos endurecen el culo tienen el derecho de tocarlo cuando se les canta - justamente- el culo. Pero el de ellos, que no se los toca nadie.

miércoles, 9 de abril de 2008

Mi verdad

20 la espiaron



Mi verdad
me mira recostada
- cual indiscreto amante -
con su desnudez desvergonzada
y las manos tendidas,
esperándome con la frente
- en desafiante gesto - elevada
para darme el beso en que la descubro
lascivamente a mis piernas enroscada.

Mi verdad
me veja por las noches
en la soledad de mil almohadas;
me abraza fuertemente y me recorre
con manos ávidas
contándome historias de ángeles
pero sin alas.

Mi verdad.
Caprichosa, voluptuosa e indiscreta
desde el reflejo
me mira en el espejo,
y me dice a la cara con adusto gesto:
Tu verdad es ésta.

sábado, 5 de abril de 2008

Los zapatitos me aprietan

13 la espiaron

Así como quien no quiere la cosa, estábamos mirando con El Tripa un blog que pintaba bastante copado y en eso vemos un par de fotos de minas en bolas. Hasta ahí todo bien, digamos que no me voy a espantar de ver un par de tetonas pero de pronto veo una en donde se aprecia a una señorita parada en medio de la calle portando sólo una hermosa sonrisa y unas plataformas de yute bastante pedorras; lo que más me llamó la atención es que el blog es de autoría masculina y el comentario bajo la foto rezaba Yo le pelaría esas plataformas absurdas, pero bue.


Joer! ¡Tamaña sorpresa tío! Aún recuerdo uno de los temas que me ocuparon mucho tiempo y mucho trabajo de investigación, cuyo producto fue volcado en el cajoncito (ver acá) y fue justamente algo que tenía mucho que ver con esa nota al pie totalmente fuera de contexto sobre una foto de una linda mujer desnuda. ¿Por qué los zoquetitos de encaje y esos zapatones gigantes de las actrices porno? (*)

Recordé otro momento sublime junto al Tripa entre charlas profundas de sobremesa con amigos. Estábamos mandándonos los restos de opípara cena cuando salta una preguntando ¿Vos qué les mirás primero a los hombres? Es en estos casos donde me pongo a levantar la mesa y me pregunto de donde carajos saco amigas/os con esos pensamientos, lo que no quita que la cuestión me quede rebotando en el hipotálamo entre ida y vuelta a la cocina con los platos sucios apilados.

Confieso que yo a los hombres cuando los conozco les miro primero los zapatos ya que creo que dicen mucho sobre una persona. Si están prolijos, lustrados, si son zapatillas de lona o de cuero, zapatos de cordones o mocasines, si el caballero en cuestión luce zapatos náuticos o botas de cuero tejanas con incrustaciones de metal, aunque algunos lucen borceguíes en plena cuidad o zapatos de treeking en el supermercado. Están los que usan ojotas con medias, chinelas playeras, alpargatas bigotudas o de suela de goma. Los que andan con zapatos de cordones hasta con traje de baño, los que usan zapatillas modernosas de mil colores y suelas que parecen astronautas, los que usan mocasines sin medias y los que apenas saben que los zapatos son parte importante de la personalidad.

Variopinto surtido de calzados. Variopinto surtido de caballeros.

Después les miro el bulto. Pero eso es otro tema.


(*) Ya de por sí antes de comenzar la investigación contaba en mi haber con unos cuantos zoquetes de colores divertidos que han sido el blanco chistoso de mis amigas y también el desvelo de algún caballero el que - entre risas - me ha visto las medias en privado; hoy en día puedo confesar que tengo una amplia colección de medias de colores, rayadas, in flames, a lunares, de red, pero nunca pude conseguir el típico zoquetito como el de la foto del posteo original.

miércoles, 2 de abril de 2008

Cuadernito de flores

11 la espiaron


Diminuto milagro de esperanza, extraordinaria bendición,
sueño más pequeño,
qué grande es que el amor inicie el golpeteo de tu reloj,
qué grande la conmoción cuando te has ido,
qué extraño el pesar, el rugido del dolor,
y entonces, con suerte, verse bendecida de nuevo,
tener, contener, dar, compartir,
atreverse otra vez a sortear las rocas y las olas,
a nadar hasta que ya no puedas seguir llorando en la oscuridad,
con un anhelo más grande que el cielo, susurrando suavemente,
acercándolo con la esperanza de que lo escuchen espíritus benévolos,
larga espera, oscura noche, sin atreverse a respirar,
hasta que unos dedos diminutos te tiran de la manga,
y tocan tu corazón con oro, nunca demasiado tarde,
demasiado oscuro para tener un niño que arrullar,
milagros de la vida, precioso momento entre todos,
anhelando susurros, una llamada angustiosa,
hasta que por fin estás aquí,
para luego tenerte en mis brazos, siempre amado,
querido milagro, tan querido.
(autor desconocido)

Hace 14 años tuve entre mis brazos a mi primer hijo; 9 meses antes - con esa manía loca que hace que todo tenga forma de letra - había comprado un cuadernito de tapa floreada forrado en tela muy mono con la intención de hacer una bitácora de su vida, esa que iba a compartir conmigo hasta que la vida misma decidiera que fuese tiempo de volar del nido.

Hace ya unos cuantos años que no vuelco nada en sus páginas pero sin embargo siempre lo tuve a mano, ahí en la biblioteca en el estante de arriba, luciendo su lomo bordó floreado.

Quiero dejar acá el texto citado en itálicas que por estos días adorna sus hojas para encontarlo a tiro de piedra recordando que el milagro de la vida y del amor en época de resurrecciones es posible.

Mi hijo está en casa.

martes, 18 de marzo de 2008

Me gusta besarte

20 la espiaron



Me gusta besarte
en tu húmeda boca que mi sexo inunda,
en tu ávida boca que disfruta de mis besos - feliz -
en la punta de la nariz
y en tus ojos de mirada profunda.
Me gusta besarte
atrás de la oreja,
arriba de la oreja,
abajo de la oreja
y adentro de la oreja.
Me gusta besarte
en la frente poblada de arcanos,
en las mejillas,
en la punta de los dedos de tus viajeras manos
al frente y detrás de las rodillas;
en ese pliegue donde sentís cosquillas.
Me gusta besarte
el cuello y aspirar tu olor,
ese lugar mágico donde encontrarte
donde sos vos, donde estas vos,
donde puedo adivinar tu sabor.
Me gusta besarte
el ombligo, en la cadera,
allí donde bebo tu elixir,
en las muñecas y en los codos.
En las palmas de tus manos
que acarician mi existir.
Me gusta besarte
en la piernas y en los pies
cada porción de tu cuerpo,
cada rincón y cada doblez.
Me gusta besarte
en la nuca que te eriza
y busco con mi boca
como si fuese miel.
Me gusta besarte
en la espalda con guía de acero
en los hombros, abajo de los brazos
y en ese huequito dentro del codo.
Recorrerte y besarte;
morderte y hacerte cosquillas
debajo de sensibles costillas
sólo con besos, sólo con mi boca
que busca tu sabor, tu olor y tu color.
¿Te dije que me gusta besarte
y saborearte cada rincón?

viernes, 14 de marzo de 2008

Momamerican Idol

25 la espiaron


Entre toda la música que escucho en sus mas variados intérpretes y géneros - tal cual se puede apreciar en la rockola de acá al ladito - puedo descatar al Rey Elvis Presley.

No voy a explayarme demasiado sobre quien es, que hizo, su carrera y todas esas cosas porque creo que es como refritar info que no considero necesaria. Elvis es Elvis y si no sabés quien es Elvis-así-a-secas es que vivir en un tupper con vista al fondo de la heladera y caíste en este blog buscando cualquier cosa y yo no te conozco y no te voy a querer conocer nunca.

El Rey canta un tema llamado Suspicious Minds que a mi me gusta bastante. Lo compuso Mark James en 1956 - en realidad se llamaba Francis Zambon - y fue grabada por Presley en 1969 alcanzando el puesto Nº 1 en los Estados Unidos, convirtiéndose en su 18º disco en ocupar este lugar.

Primero fue grabada por James sin gran repercusión y Elvis decide interpretarla cuando su productor Chips Moman se la presenta (también le hizo un par de temas a Aretha Franklin y otros artistas reconocidos de la época) cantándola por primera vez el 31 de Julio de 1969 en las llamadas Memphis Sessions; alcanza el primer puesto en los charts de USA la primera semana de noviembre, se instala allí durante una semana y se convierte en el último tema en ocupar ese puesto antes de su muerte.

Digamos que hasta acá puedo haber dicho algo más o menos interesante, más o menos conocido por todos; pero a mi lo que más me llamó la atención de este tema en particular es la cantidad de interpretaciones que tiene.

Lo destacable es que casi no hay nuevas versiones, se podría decir que son bastante fieles a la hecha por Elvis, siendo para mi gusto sólo un par medianamente rescatables.

Gente, acá les dejo las diferentes versiones que encontré disponibles en youtube, espero que las puedan apreciar y comparar con la hecha por El Gran Elvis Presley.

Original de Elvis grabada en vivo en 1970


Yonder Mountain String Band /YMSB en St. Louis el 23/02/08


Dwight Yoakam


No Doubt


Helmut Lotti


Gareth Gates


Fine Young Cannibals


Robbie Williams


Flaming Lips - Live BBC Elvis Cover Story - Una pena que no esté habilitado el embedded ya que esta versión sale de lo común, por lo que van a tener que abrir una ventana nueva.

Bucky Covington


Shawn Klush - World's Greatest Elvis


Rockhouse Brazilian Band


Rick Saucedo & The Ambassadors


Y sigue la lista porque obviamente fue interpretada en cuanto concurso de canto y tributo a Elvis exista y se haya realizado, hay tablaturas on line, gente ignota que subió su video imitándolo o tocando el ukelele y más artistas destacados.

¿A uds. cuál les gusta más y cuál menos? Yo después les digo. Hay que escuchar bastante y mirar mucho para decidirse.

Todo esto salió porque El Tripa anda haciéndose el macho con una camisa negra que tiene un Elvis pintando; en cuanto logren destrabar un cachito la pelvis se van con Cacho de gira a las bailantas los dos vestidos de rockeritos.

jueves, 13 de marzo de 2008

Bleu, blanc & rouge

8 la espiaron

Recordar, del latín re-cordis, volver a pasar por el corazón
Eduardo Galeano, El Libro de los Abrazos

Hoy cumple años mi mamá y la extraño. Ya ni me acuerdo cuantos cumpliría pero sí recuerdo el olor de su abrazo, la textura de su piel, la ternura de sus caricias y el color de su mirada. Hoy cumple años la Pepi. Tampoco me acuerdo de cuantos cumple. Pero si recuerdo las mil cosas que vivimos juntas, todas las risas y las lágrimas compartidas y sé que siempre puedo contar con ella.
Voy transitando entre los colores como quien pasea por París.... bleu... blanc... rouge.

miércoles, 12 de marzo de 2008

¡Da Vinci entregá la torta!

5 la espiaron


Cacho y El Tripa estaban en una de sus sesiones de cocina cooperativista - esto es tratando de sacar unas pizzas pulenta para los amigos - y de paso charlaban un poco sobre las últimas novedades mientras se decían que el cáñamo de las suelas de las alpargatas se fuma sin filtro.

Es en un pase de tomates, lascas de jamón y muzzarella cuando El Tripa casi infarta a Cacho espetándole la pregunta del millón: ¿Vos sabés que Da Vinci era cocinero?

Cacho se tomó un trago de tinto, se puso el repasador al hombro y mientras esperaba que el queso se derritiera se acodó en la mesada atento a lo que le iba a decir El Tripa (más fumados que un avanti de mi abuelo).

Si che -decía El Tripa con cara de filósofo zen - Da Vinci era cocinero.

Mirá, tengo un libro que se trata de las anotaciones de cocina de Da Vinci. El tipo era groso. Eso lo sabemos. El tema es que además de pintar y todo eso también cocinaba de puta madre más allá de que inventó una bocha de cosas para la cocina como electrodomésticos y máquinas picadoras y esas boludeces.

Después de que tuvo un restaurant que se llamaba Los Tres Caracoles, se fue a laburar a lo de Sforza, pero como el tipo le tenía que dar un cargo lo metió como Jefe de Cocina mientras Leonardo también hacía otras cositas como pintar y todo eso. Estaba tan copado con esto de la cocina que tardó más en elegir el menú de la Última Cena que en pintarla.

Mientras El Tripa cuenta todo esto le daban a las alpargatas y a las pizzas sin prisa pero sin pausa. A Cacho le gusta mucho escuchar todo lo que le cuenta su amigo y disfrutan tanto de éste placer como de mirarle las tetas a las chicas.

Mientras Cacho saca la de muzzarella del horno y pone las napolitanas con un movimiento de muñeca que Flor de la V le envidiaría El Tripa toma un trago de birra y sigue con el relato:

Vos sabés que una noche el Sforza cumplía años y hacia un fiestorro repulenta y le encargó a Da Vinci todo el menú.
!Leonardo le hizo todo que era una locura!

Lo más copado de todo fue que para cantar el felizcumple le hizo una torta gigante que era una maqueta del castillo del pibe; pero como había muchas ratas se la morfaron y al final Sforza tuvo que conformarse con una exquisita. Pero era piola la idea; una pena.

Hasta ahí Cacho le daba toda la bola, ya las alpargatas le habían pegado de bajón y cuando escuchó las palabras Torta Gigante se le desdibujó el mundo. Largó las pizzas de un empujón al fondo de la mesada, lo miró serio al Tripa y le espetó:

¡Da Vinci entregá la torta!

martes, 11 de marzo de 2008

El Tripa

14 la espiaron


Cacho y El Tripa se conocieron hace unos 6 años. Son dos tipos de barrio, les gusta compartir esas cosas que comparten los amigos: una cena, una botella de vino, charlas para enderezar el mundo y hablar de minas mientras le miran las tetas a las mozas con rodetitos y anteojos de secretaria. Se miran sonrientes y dicen frases como:

- Si la agarro a la morochita le hago tantas cosas.. pero no hoy que estoy en pedo.

Sabiendo Cacho que El Tripa andaba por la zona lo invitó a empedarse. Estaban esa noche hablando de minas y en una demostración de amor entre machos El Tripa lo convidó a Cacho - con autorización y todo – a que le afane las papas fritas del plato aclarándole que muy poca gente tenía acceso a ese privilegio. Se notó que le vio la cara de signo de pregunta al Cacho porque enseguida aclaró:

Yo un día casi me voy a Europa a que me chupen la pija… y de paso conocía Praga.
¡Qué boludos! No le pusimos ketchup a las papas fritas.

En este acto doy por inaugurada una nueva Etiqueta bautizada me voy a hacer una remera que diga… en honor a mi amigo El Tripa.