viernes, 13 de agosto de 2010

Gabriela

6 la espiaron



 
Una característica muy popular de la especie Mimosa pudica, que no se debe confundir con el árbol Acacia dealbata, es que al mínimo toque de sus hojas (compuestas por numerosos foliolos) las mismas se contraen sobre el tallo como si se cerraran, con un mecanismo en la base, al mismo tiempo los tallos menores se dejan vencer por el peso.

Es un mecanismo provocado por una osmosis. Entran iones de K+ lo que provoca que el medio interno se haga hipertónico respecto del exterior y se produzca una turgencia. Dependiendo si dicha turgencia tiene lugar en las células flexoras o extensoras, los foliolos se abren o se cierran.

Éste es un mecanismo de defensa ante depredadores, puesto que al replegarse en un gran porcentaje, parece ser una planta mustia o marchita.



Por esta razón suele llamarse en inglés Don't-Touch-Me: no me toques.