martes, 22 de julio de 2008

Lluvia en la ventana


Y aquí estoy mamá,
pidiéndote que me contengas
en mi adulta niñez;
evocando en vos
todas la emociones
que hacen que lágrimas
y suspiros
no sean palabras huecas.

Existen días que son como si te tuviera;
desde el olor a jazmines que me invade,
desde el transparente verde de tus ojos,
desde tu perfil tan parecido al mío;
en tu abrazo imaginario
me acurruco acunándome,
dejándome estar mientras
contemplo la lluvia en la ventana.


2002 - 22 de julio - 2008

7 la espiaron:

Occam dijo...

Precioso, y conmovedor. Un beso.

Mensajero dijo...

Muy lindo.
Hay seres que estarán siempre.

CLAUDE dijo...

Muy lindo, como dijo Mensajero, y muy sentido también.

El Señor F. dijo...

muy lindo post!!

pasaba a entregarte el premio Brillante weblog, que podés pasar a buscar cuando quieras!!!

saludos!

pd: que el post prefabricado no te engañe, sí leí la entrada, muy bueno el poema, en serio!

J.- dijo...

esta..esta siempre entre jazmines y gotas, abrazos y sabores ricos...
te lo aseguro...
abrazo enorme

Bruno dijo...

Gabriela: Hace un tiempo, desde que me enteré que iba a ser padre, que estas cosas me toman por sorpresa y me tocan mucho más adentro que antes. No creo que haya mucho para decir que sirva de algo, menos a esta altura del partido. Solo quería que sepas que para mí, lo mejor que nos puede pasar es tener lindos recuerdos de las personas que ya no estan, eso significa que la pasamos bien, que los quisimos, que nos quisieron y que vivimos juntos, transitando gran parte de nuestra vida, juntos.

Te puedo asegurar que si te leyera lo que pusiste, se sentirìa aùn màs orgullosa, porque confirmarìa una vez más que hizo bien las cosas.

Te mando un beso enorme.

Gabriela dijo...

occam, mensajero, y claude muchas gracias!

señor f. gracias mil por el premio!! ya está adornando la vitrina!

jujura angelito cascabelero,, vos sabés. Un beso.

Bruno Gracias por eso de se sentiría MÁS orgullosa. Una de las cosas de las que siempre me arrepentirè es que nunca le mostrè a mi mamá lo que me animó y animé a escribir. Ella fue la primera, cuando yo era chica, en hacerme participar en mil concursos de literatura y redacciòn alentándome siempre a leer y escribir.

Es increíble como el ser padres nos conecta con nuestros padres, con sus mòviles, con sus ansias y con nuestros propios miedos y emociones (que a veces rozan lo sentimentaloide) hacia nuestros propios hijos.


Abrazotes para todos!