jueves, 2 de abril de 2009

¡O juremos!

Monumento a los Caidos en la Guerra de Malvinas

Cuando en enero de este año llegué a Ushuaia - por primera vez en mi vida a pesar de ser patagónica - lo primero que hice fue irme hasta el Monumento a los Caídos en Malvinas.

Caminé lentamente, leí todas las placas - con una media sonrisa que se podría decir que era una mueca ya que en realidad se me frunció el alma ante una realidad tan contundente - vi que la de la placa que dejaron los Kirchner está apoyada en un lateral porque alguien la sacó de su lugar, pero no la rompió ni la maltrató. Sólo la dejó a un costado, como quien deja una nota en un libro de quejas, como quien hace notar ante los demás un sentimento o una emoción. En este caso un desprecio. Un sentido de no pertenencia.

Hablando con la gente del lugar - tengo esa mala costumbre que espero no perder nunca junto a la de meterme en los bares locales por la tardecita para despuntar el vicio social y de paso tomar una cerveza artesanal - fue como me enteré de que el Monumento no es un homenaje de la Nación a sus heroicos soldados, sino que es un una muestra de reconocimiento del pueblo de la Ciudad de Ushuaia a los que supieron defender con su vida la soberanía de todos los argentinos.

La bandera que flamea a su lado se cambia todos los 2 de Abril y la ciudad la entrega en guarda a alguna institucion, ONG o Museo que se considere a la altura de las circunstancias. Se coloca una nueva, hermosa y flameante; como poniéndole el corazón a los vientos patagónicos que entran sin contemplaciones por el Canal de Beagle que se asoma entre el calado de las Islas en el concreto.

Bandera Conmemorativa de la Guerra de Malvinas en su cofre en el Museo del Fin del Mundo

Durante poco menos de una semana caminé por entre los turbales, me embarré, me tropecé con las raices de los árboles en un terreno poco amigable, me perdí en los senderos de las montañas, metí los pies en el agua de deshielo, traté de sobreponerme al frío y al viento que a veces se tornaba helado. Era pleno enero. A veces el clima y el terreno se ponían complicados y yo no estaba en la guerra.

Turbal en el camino de ascenso a Laguna Esmeralda. Valle de los Lobos

Creo que uno de los momentos más emocionantes que me tocó vivir fue la navegación del Canal de Beagle en el más absoluto de los silencios; y en la soledad de mis pensamientos encontrarme con aquellos soldados - jóvenes hombres de 18 ó 20 años - dando lucha en una guerra ilógica e irracional de la que aún le debemos el reconocimiento justo anque una vuelta a casa como se merecen.

Vista del Canal de Beagle desde la Bahía de Ushuaia

Soy de esa generación. De la que tejía en los colegios, la que embolsaba chocolates, la que escribía cartas para levantar la moral. De la generación que creía que éramos invencibles pero temblaba de miedo, lloraba y rezaba a lo loco al ver a los amigos partir rumbo al sur. Soy de la generación que vió a sus mayores donar alianzas matrimoniales para solventar una guerra sin sentido. Soy de la generación que tenía familia en Caleta Olivia y cuando hablábamos por teléfono nos contaban que era lo que sucedía y no les creíamos ¡Si estábamos ganando!

Este es mi homenaje a nuestros soldados. A aquellos soldados. Hoy más que nunca aunemos nuestras emociones cantando desde el alma y con el corazón:


¡O juremos con Gloria morir!

21 la espiaron:

cerriwden dijo...

Gabriela
No puedo dejar de llorar.
Es una semana de luto.
Nunca me creí lo del estamos ganando y viví angustiada con mi beba en brazos esos días.
Todos esos compatriotas muertos en la juventud me siguen doliendo.
Hermoso homenaje les hizo Gabriela.
besos

Yoni Bigud dijo...

Lindo homenaje a los inocentes (supongo que los únicos) de aquel momento. Los soldados. Chicos.

Un saludo.

Gabriela dijo...

Cerri ando como vos.. anoche me fui a la cama a mirar tele y a conciliar el sueño y me puse a llorar como una tarada.


Yoni gracias. Te juro que ir a Ushuaia y encontrarme con todo eso, màs allá de las vacaciones, màs allá de recorrer los bosques, las montañas, los mares..... es intenso desde las emociones.

saludos!

Artus Jorguín dijo...

Recordé q´estaba viviendo en Bahía Blanca, para esa época. Cuán enojado estaba por todo eso, tanta muerte inútil; cuánto engaño, tanta gente triunfalista. Y yo tan enojado…, ganándome enemistades. Años después, mi madre me contó q’ estuvo inquieta por q’ me veía ofrecerme cómo voluntario, y yo estaba en la vereda de enfrente, enojado con todos y por todo. Recuerdos q´ duelen hoy, cómo ayer.
Mis saludos, Gaby.

PD: e improperios para aquellos q’ me lo merecen.

Todos Gronchos dijo...

Excelente texto y fotos!

Un muy buen recuerdo. Saludos!

Forbidden Reloaded dijo...

Gabriela: muy bueno lo que escribistes, mas allá del recuerdo, la vivencia de los que es andar con los pies mojados y el frio como para darse una idea de lo que pasaron los que fueron allá, una idea porque sabes que a la tarde se termina y te vas a tomar una cerveza al Barcito Ideal y que además nadie quiere matarte. Pero lamentablemente a muchos argentinos les calienta un carajo lo que pasó.

Por ahi me jode un poco que alguien hable de los "chicos" tal vez porque lo unico que conocen de la guerra es "los chicos de la guerra" o "iluminados por el fuego" Bo los culpo, igual acá les dejo algo que escribieron, no los argentinos si no el comandante británico "La unica solución consistía en dar muerte a los oficiales y suboficiales en cuestión antes de aceptar la rendición de los restantes" No Picnic - General Julian Thompson (Comandante de la brigada 3 de comandos de la infantería de marina inglesa) Ed Atlàntida, pag 235.

Saludos y gracias por acordarte

Gabriela dijo...

Artus era complicado estar en contra de esa guerra..... estàbamos te diria que hasta exultantes pensando que nos llevabamos el mundo por delante. Al final el mundo nos llevò puestos asì como venìamos.

Groncho gracias! ambas cosas salen desde el corazòn. Nunca pensè que me iba a movilizar tanto las emociones caminar por Ushuaia y sus alrededores.

Forbbiden nadie que vaya a la guerra debe ser tratado como un CHICO. Me quedo con Jovenes Hombres, porque después de todo eso fueron.

saludos!

Mensajero dijo...

Hermoso homenaje Gabriela.
Entristece. Pero no por las palabras en sí, si no porque transmite muchas sensaciones.
Y creo que no solo para la generación de los que lo vivieron.
Durante mucho tiempo cuestioné esa frase final del himno por su dualidad gloria o muerte.
Pero nos hemos vuelto tan miserabes que hoy la rescato plenamente.
Tal vez sea una sobreactuación, pero es la parte del himno que se canta con más entusiasmo.
Como sea, lo disfruto mucho.
Me puso la piel de gallina leerla cerrando su post.
Un gran saludo.

cerriwden dijo...

Querido Forbidden y Gabriela.
Recuerdo claramente que yo los llamaba los chicos.
No ví ninguna de las películas, ni quiero.
Tenía 25 años, para mí los de 18 eran chicos.
Y como la desquiciada de la esposa de Flanders en los Simpsons les decía a los cercanos: que alguien piense en los chicos.
Ahora son hombres me refiero a los Veteranos, y algunos son compañeros de trabajo.
La herida que se vé en su mirada después de lo que pasaron es como un cuervo negro.
No hay nada de peyorativo de mi parte en decirle los chicos.
Eran los que estaban en la primaria cuando yo había terminado el secundario.
Eran los chicos de todas partes del país.
Eran nuestros chicos.
Besos

Gabriela dijo...

Mensajero gracias por haber apreciado las emociones.

Reivindico el Oh Juremos con gloria morir! como el gesto más puro y sublime que un soldado puede realizar. No siempre es la muerte lo que le hace balanza del otro lado a la gloria, muchas veces es el reconocimiento actual y futuro de las gestas realizadas con total nobleza y corazòn.

No sòlo se muere fìsicamente, y eso corre para tanta miseria (en el màs amplio sentido de la palabra) que se ve por estos tiempos.

Ud està tan chapita como yo y en los actos del cole de los chicos tambièn se enajena cantando el himnos cuando pega el grito de OHHHjurEEEEEEmos.


Cerri yo tenìa 18 años, y es cierto, mucha gente decía los chicos (mi mamà era una, porque para ella eramos sus chicos) que tal vez lo eran desde lo generacional, pero no se lo merecìan. O tal vez eso deberìa hablar mucho de lo que somos como sociedad que mandamos a la guerra a.... los chicos.

Nuestras tropas eran jòvenes que no tenian carrera militar ni el entrenamiento suficiente ni necesario, en los muchos de los casos ni los pertrechos adecuados... tal vez por eso duele mucho màs toda la gesta de Malvinas y tal vez por eso mismo fue uno de los factores desencadenantes de la caída de la sucesiòn de gobiernos de facto.


A todos agradezco el haber pasado por aquí y emocionarse conmigo.

saludos!

Claude dijo...

Me complace comprobar que hay bastante unanimidad en el reconocimiento de los que pelearon más allá del repudio a la guerra en sí. Me dolió que el día de ayer estuviera acaparado por otra cuestión. Guarda con la idea de “los chicos de la guerra”, intuyo que es fruto de un pensamiento desmalvinizador que termina disminuyendo a los héroes.

Lucas dijo...

un buen recuerdo Gabi..
saludos..

thegorila dijo...

Sensible post. Recuerdo cuando en la tele ví a mi compañero de secundaria entre los soldados !! Creo que ahí tomé nota de la realidad. Y tiene Ud. razón, eran chicos. Si Vázquez hasta hacía poco me hacía reír con sus pavadas en la escuela !! cómo iba a estar con ese fusil ??
Es la loca y siniestra historia argentina.
Saludos.
PD: alguna vez le dije que es Ud. una especia de madrina de mi blog ?? Otro día le cuento.

Gabriela dijo...

claude esa es la idea.. renunirnos en la misma emociòn. Serìa copado que sucediese en todos los niveles de la vida.

lucas como siempre es un placer tener una minima noticia tuya, suerte y toda la buena onda en tus nuevos proyectos!

gorila yo soy su hada madrina??? ay, parfavarrrrrr tenga cuidado con los ejemplos que sigue!!
¿Cómo es eso?

Stella dijo...

Hermoso homenaje, Gabi! Los pibes se lo merecen. Ojalá se acordaran mas de ellos,

Un beso

thegorila dijo...

Le hago un resúmen. Hasta lo del campo usaba la compu sólo para pasar presupuestos y mirar películas. No tenía banda anchas así que navegaba con una alarma que a los 2 minutos sonaba y despedía una estrella ninja a mi yugular. Escucho hablar de los blogs.. como soy gorila lo primero que tipeo es "gronchos" y aparece el Gran Groncho, a través de él llevo a su Peperucho.. y me encantó. Me convierto en fiel seguidora de ambos y me decido a crear mi espacio para descargarme y al mismo tiempo comentar dando "la cara". Así es la historia. Luego ingresé a muchos espacios más, pero el Groncho y Ud. fueron los padres de la criatura !! jaja .. que le va a hacer.. pero ojo, no se sienta responsable de mi esperpento blogeril. Y quédese tranquila que esto lo sabemos solo Ud. y yo.
Un saludo

Gabriela dijo...

Stell Gracias! Creo que nos acordamos, pero nos sigue doliendo y nos da un poco de vergüenza tbm.

Gorila me halaga!No soy una completa inùtil, al menos soy un mal ejemplo!!

Lo tengo medio abandonado al paperucho, de vez en cuando tendria que mandarme una actualizadita, pero es como que las noticias son tan malas y repetitivas que me dan acidez!
saludos!

El Profe dijo...

¡Cuanto dolor! y cuanta calidad para expresar lo que a muchos sólo nos es un nudo en la garganta y un puño apretado en el pecho...gracias Gabriela.

Gabriela dijo...

profe ud no tiene idea de lo que moqueado en ese barco recorriendo el Canal de Beagle. Gracias por su opiniòn, que es exagerada pero me gusta!

Cochi dijo...

a pesar de no tener ningun recuerdo de la guerra (ni siquiera iba al jardin en el 82) los 2 de abril son dias muy tristes. en esta epoca, antes de dormir, pienso en locura que fue todo eso y sin embargo no hay vez que piense que se podria haber hecho para ganar la guerra.
Es raro el sentimiento que despiertan estos dias "patrios"... considero que el nacionalismo en si es un desvalor (una forma primitiva de colectivismo) e igualmente estos dias, la leer historias y relatos de Malvinas me siento distinto.

con respecto al título de post y varios comentarios de aca arriba, el himno nacional no dice "Oh juremos!", es "o juremos". La "o" esta usada como disyuncion logica (al menos asi se le dice en matematica, no se como es la definicion literaria). No esta utilizado como una interjeccion de admiración o de arenga, sino que plantea dos opciones: "Coronados de gloria vivamos... o juremos con gloria morir!" o una o la otra. Si no vivis con gloria, x lo menos mori de una forma digna. eso parece decir el himno...

Gabriela dijo...

Cochi tal vez la unica manera de ganar esa guerra hubiese sido no pelearla.

Lamentablemente la guerra da derechos y antes tenìamos la màs mìnima oportunidad de reincorporarlas por la vìa diplomàticas pero las perdimos en la guerra.

Hasta el momento de la guerra lo que hacìa Inglaterra era una invasiòn al territorio y colonialismo, despùes de la guerra ya son suyas. Por màs que me pese en el alma.

O tendrìamos que ir a reclamar el Alto Perù y tambièn Uruguay.

Perdimos mucho màs que tierra y riquezas naturales... perdimos muchas vidas en esa guerra injusta y estùpida.


Y gracias por la O del himno!! Mire que lo he cantado mil millones de veces (ya soy grandecita). Tenga en cuenta que cuando arranquè a cantarlo de oido en los primeros grados decìa: oiga González su primo ha llegado ... eso era lo que entendía al voleo!!