jueves, 3 de enero de 2008

Plataforma - Houellebecq


Me tomé un tiempo para arrancar con la lectura de este libro que compre el 12 de Octubre de 2005 y recién lo tuve decidamente entre mis manos en febrero de 2006 y cada tanto lo releo. De hecho lo tengo subrayadito con algunas notas al márgen - cosa que no suelo hacer - pero este libraco me hizo pensar demasiado. Digamos que es disparador de pensamientos y reflexiones que no pueden quedar en el olvido.

Sabía que el autor, Michel Houellebecq era renombrado, me habían llegado varios comentarios y me crucé con su nombre en varios entornos diferentes, por lo que me dije que ALGO interesante tenía que decir este señor y era mi deber escucharlo.

Al principio del libro me plantee varias veces la opción de dejarlo para otra oportunidad - adelantando los capítulos iniciales ya la duda era para varios años en el futuro - pero como soy obstinada seguía dando vuelta las páginas en busca de el mentado mensaje.

Cada tanto me encontré con alguna frase, que desde la ironía y el sacarsmo, hicieron que fuera metiéndome en los vericuetos de la industria del turismo (Tailandia, Cuba, Phuket por nombrar algunos de los centros turísticos que recorre el autor), incluyendo la mágica ciudad luz a la que describe - en su infinito cinismo - como París nunca fue una fiesta para mi.

Básicamente Plataforma trata de la suplencia de la seducción por el dinero, más clarito: habla del turismo sexual y los motivos del mundo actual por la sencillez del intercambio de relaciones realmente humanas por simples transacciones económicas y las necesidades que hacen que esto sea así.

Se podría agregar en una segunda lectura que es la historia y el análisis hacia el estado de amor, narrando desde una óptica pluralista y tocando temas como la religión, la política, la prostitución, la sociedad moderna tanto oriental como occidental y las benditas relaciones humanas.

Michel Houellebecq reza: Los hombres buscan dos tipos de mujeres: una dulce esposa que les lleve la casa y cuide a los niños o bien amantes ocasionales. Planteando así la disyuntiva entre el amor-compromiso, el sexo por dinero y la crítica al sistema capitalista que obliga a las sociedades minoritarias a ejercer esta profesión para el beneficio de los poseedores del poder del dinero.

Me llamó la atencion él carácter protagónico que el autor le otorga al sexo y al placer, como así también a la trasgresión de las normas "morales" de una sociedad occidental bastante hipócrita y conformista en este aspecto, dado que según su visión la cultura me parecía una compensación necesaria ligada a la infelicidad de nuestras vidas.

Tengo subrayadita una frase que me hizo reír mucho, tanto como reflexionar y mirar un poco a mí alrededor (Fishote, esta es la que te gustó tanto): las relaciones humanas no son tan complicadas como lo pintan: a menudo son irresolubles, pero no complicadas.

Cercano al final del libro, descubrimos la historia de amor que está escondida en una visión bastante irónica y cínica de las relaciones humanas en cuanto al sexo; una historia de amor que a mi me hizo entender su reflexión, tan cierta como cruda:

Del amor me cuesta hablar. Ahora estoy seguro de que Valérie fue una radiante excepción. Se contaba entre esos seres capaces de dedicar su vida a la felicidad de otra persona, de convertir esa felicidad en su objetivo. Es un fenómeno misterioso. Entraña la dicha, la sencillez y la alegría; pero sigo sin saber por qué o cómo se produce. Y si no he entendido el amor, ¿de qué me serviría entender todo lo demás?

El amor es entrega por el simple hecho de SER en el otro y no se trata de analizar sus motivos u orígenes. El amor es una Plataforma de salto libre. Lo dijo Michel Houellebecq.


¿Será por esto que sufro de vértigo?

Tal vez una de las formas más simples de contar algo es mediante las metáforas, creo que el autor se luce tremendamente en la siguiente descripción que a mi entender da orígen al nombre del libro y encierra conceptualmente toda su visión sobre el amor y la cobardía.

Un día, a los doce años, subí a lo alto de un pilón eléctrico, en las montañas. Mientras subía, no miré abajo ni una sola vez. Al llegar arriba, a la plataforma, bajar me parecía complicado y peligroso. Las cadenas montañosas se extendían hasta donde llegaba la vista, coronadas de nieves eternas. Habría sido mucho más sencillo quedarse allí, o saltar. Me retuvo, in extremis, la idea de estrellarme; pero si no, creo que habría disfrutado eternamente del vuelo.

Disfrútenlo, por mi parte le voy a dar una nueva lectura y a chequear notas al márgen.

Consejo: es para leer de a dos y debatir, una especie de ida cine pero con más subtítulos :)

19 la espiaron:

Negro contento dijo...

Alguna vez tuve la oportunidad de leer ese libro. ¡Y hasta también le hice algunos subrayados! (Cosa que tampoco acostumbro)
Y ahora... cada vez que me encuentro con alguien quejándose de los problemas del amor... simplemente lo recomiendo justamente citando esa frase de "irresolubles".
Creo que lagunos ejemplares más se han vendido.

NegroShot dijo...

no tiene a mano una El Tony o una Intervalo?...

capitanfla dijo...

He leído a Nietsche, y de lo poco que entendí, hay bastante en el libro que comentaste, pero desde otra óptica.

La verdad que no tengo ganas de cambiar de filósofo...
Me da fiaca.
Además sé que funciona.
Nietsche estaba loco, pero la tenía demasiado clara.

Saludos.

Gabriela dijo...

negro contento veo que el libraco le resultó interesante. ESpero que esa frase no se convierta en un aforismo al mejor estilo Narosky.

Negroshot: en esta casa no se lee en el baño. El papel toma olor.

Capitanfla: bienvenido!! le recomiendo que investigue otros filósofos. No caiga en la pose de no renovar por costumbre. Más de uno dijo lo mismo y ahí andan.. casados :P

NegroShot dijo...

jajaja... mire que cuando no hay baños bien provistos, las cagadas se hacen en donde no corresponde, jajajaja

ElMago dijo...

Vos y tu manía de dejarme mirando de costado...

Habra que conseguir el broli....

(CapitanFla, Nietsche no estaba loco, simplemente estaba enamorado de su hermana :P)

Pescáu dijo...

Hay libros que yo no entiendo por qué lo leés... como ese de las minas que corrian con los lobos. ¡Son todos chorros! Tipos (y mojeres) que leen y logran entender algo de filosofía y después se lo dan digerido a la gilada para ganar plata, cometiendo la canallada de no citar las fuentes (aunque a veces el autor original ruega para que no lo citen estos atorrantes)

Capitanfla hace bien en confiar más en Nietzche, pero no en leer sólo a Nietzche.

Hay mucho de eso que ya está pensado, pero bien: empecemos por Platón, sólo en los diálogos debe estar la mitad de lo que hace falta saber. ¿Querés unas profundísimas y maravillosaas reflexiones sobre el amor? Leé El Banquete.

Y listo, che, me hicieron calentar.

Gabriela dijo...

ah no! ahora la que se calentò soy yo!
No se te ocurra comparar a Michel con los chorros de Bucay o Cohelo (ponel la h donde quieras.. total es renga).

Y el de las minas que corren con los lobos no lo terminè.. embole mayùsuculo o a mi la cabeza me cambió en el camino.

No es filosofo, es NOVELISTA!!

Te pasteo algo de lo que dicen en Wikipedia che... y si me toreàs así te lo mando con un jet pack con una dedicatoria hermosa (todavìa me debés la de Rayuela)

Michel Houellebecq, es un poeta, novelista y ensayista francés.

Con la publicación en 1994 de Extension du domaine de la lutte, que se llegó a comparar con El extranjero de Camus, pasó del anonimato total a convertirse, gracias exclusivamente al boca a boca, en autor de uno de los libros más vendidos del año. La obra fue traducida a numerosas lenguas (entre ellas el español, con el título Ampliación del campo de batalla) y le dio a conocer al gran público. Algunos críticos, cogidos a contrapié, creyeron que su éxito sería flor de un día, pero ese vaticinio se disipó de golpe con la publicación de su segunda novela, Les Particules élémentaires, considerado el mejor libro francés de 1998 por la revista Lire y galardonada con el Prix Novembre. Ese mismo año obtuvo además el Premio Nacional de las Letras para jóvenes talentos. Su tercera novela, Plateforme le convirtió definitivamente en estrella mediática, no sólo por traducirse a más de 25 lenguas sino por ser objeto de una agria polémica en torno a su supuesta islamofobia y por su visión amoral de la explotación sexual del Tercer Mundo.

magote: leelo!! te va a gustar.

Negroshot: yo cagadas hago el todos lados :P

Todos Gronchos dijo...

"Michel Houellebecq reza: Los hombres buscan dos tipos de mujeres: una dulce esposa que les lleve la casa y cuide a los niños o bien amantes ocasionales".

Está equivocado, lo hombres buscan las dos cosas, no una o la otra.

Por otra parte, todo el sexo es por dinero, con libreta o sin libreta.

El amor romántico tal como lo conocemos hoy no tiene más de 200 años; es un invento de la Revolución Francesa.

Triste pero real.

Pescáu dijo...

Bueh, está bien... yo entendí que era del estilo de Coelho, Bucay y esa manga de gilastros que andan en el choreo.

Pero todo este teatro mío es para sacar chapa de que estoy leyendo a Platón.

Además de apoyar lo que dice el Groncho, me permito ampliar un cachito: los hombres buscamos las dos mujeres, la madre y la puta, pero en dos minas distintas y todo al mismo tiempo.

¡Besos de pescáu!

NegroShot dijo...

vió?, eso es por no leer en el lugar adecuado, jejeje

Gabriela dijo...

hace un tiempito que ando con eso en el marote.... ¿qué es lo que buscan los hombres?

Igualmente creo que para poder decir de Bucay es un chorro alguna leidita hubo que darle.

Me quedé congelada con eso de que el amor romantico es tan jóven. ¿La conquista del sexo opuesto antes como se hacía... de los pelos para el fondo de la cueva?

Tengo Las Partículas Elementales (los compré a los dos juntos y aún sigo sin leerlo). En cuanto lo digiera se los comento.

Besos en las manos.

capitanfla dijo...

Le recomiendo leer estudios sociológicos sobre la evolución del "amor", las viviendas y "la pena" del sistema judicial.

Verá como todo muta.

ElMago dijo...

Disiento con eso de que el amo romantico es cosa post-Revolucion Francesa.

Romeo y Julieta, por ejemplo, es de mucho antes, alla por el 1500-1600 (no me da para buscar cuando lo escribio Don Shakespeare)

El Libro del Buen Amor, del Arcipreste de Hita, es como del 1300...

O sea....Digo....

Todos Gronchos dijo...

Elmago: exactamente, por eso no los dejaban juntarse, porque no se entendía la posibilidad de que dos personas se "amaran". La historia de Romeo y Julieta es la muestra más cabal de que el amor romántico no existía.

Obviamente debe de haber habido una transición de cinco o seis generaciones (100 años), pero como tal, se lo reconoció socialmente luego de la revolución Francesa.

Tampoco soy un erudito en esto, balbuceo algo que oí o leí por ahí.

NegroShot dijo...

Estem... lo que no existía era el amor romántico como una "opción oficial" para elegir a alguien, los sentimientos y las hormonas existen desde que el homo sapiens sapiens es el que es (ponéle).
Igualmente, en mi humilde opinión, teorizar a nivel individual sobre algo tan personal como son los sentimientos y de ahí hacer una extrapolación social, repito, en mi humilde opinión, sirve para vender libros básicamente.
Yo sé que suena duro, pero me anoto mas en los parámetros con que se maneja la antropología (y dije parámetros, o sea un lindo cuentito que nos gusta creer y usamos mientras nos sirve).
Según Claude Levi-Strauss, hay 4 cosas a las que las sociedades humanas le dan el valor llamado comunmente económico, una es la información, otra son los bienes transables, otra son los valores de intercambio y la última son las mujeres.
Si si, ya me voy, la puerta es la de allí no?

Gabriela dijo...

negroshot: No creo que sea extrapolar ya que cada uno vive el amor de diferentes maneras pero con un común denominador que es la emoción.

Por otro lado: ¿Ud se enamora o compra a las mujeres? ¿Está realmente convencido de eso que afirma el Sr. de los jeans?

Igualmente algo de razón le doy dado que cuando se describe a un señor por lo general se enumeran esas cosas: que info maneja, cuanta guita/bienes tiene y que tan fuerte esta la mina que tiene al lado (o abajo o arriba dependiendo de la relación)

En el medio oriente se siguen vendiendo las minas por camellos?

Mr. Groncho: me quede pensando en la RF. ¿Será que con la caída de la monarquía absolutista se fueron terminando los acuerdos matrimoniales por conveniencia? Qué se yo.. me acuerdo de Lady Di y el cara-de-nada de Carlos de Inglaterra haciendo triplete con la actual esposa y se me paran los pelos de la nuca.

Tal vez ahora no es más sutil la cosa... pero creo que Montescos y Capuletos aún abundan - al menos entre los que tienen la sartén por el mango.

Digamos que el amor dio letra para unos cuantos siglos de literatura de la buena y de la descartable; desde WS, JLB pasando por el autor del libro que nos convoca y llegando a Narosky y Bucay, anque yo y Napoleón también

NegroShot dijo...

Aper... si bien cada uno tiene derecho a sacar sus propias conclusiones sobre lo que se lee, yo creo haber dicho cosas bastante distintas, a saber:
El amor romántico existe, es un hecho comprobable a todo lo largo de la historia del hombre, al menos desde que tiene registro histórico; que haya tenido mayor o menor aprobación como parámetro para elegir una (en otras sociedades hay y hubo opciones para tener varias)pareja "oficial" es otro cantar.
La tesis que sostiene Claude Levi-Strauss, que mas que tesis, es una de las teorías antropológicas de mayor aceptación dado su veracidad documental comprobable, en todo caso hace referencia si se lleva a un nivel de individuo, a que en las relaciones, ya sea hombre-mujer o mujer-mujer u hombre -hombre, se juegan pulsiones individuales que tienen que ver con el juego del poder (algo refrendado tb por la mayoria de las escuelas de sicología).
Yo no estoy ni aprobandolo ni defenestrando ese hecho, en todo caso lo destaco como hecho y mi opinión, ni la de nadie, va a cambiar un solo hecho que ya haya sucedido.
Lo que sí podemos hacer, y ahí entran debates que pueden tener contacto con la filosofía desde lo político, es usar esa otra carácteristica humana que es la capacidad de hacer cosas distintas.
Si bien no salimos ya de la caverna con el garrote en la mano y agarramos de los pelos a la primera que pasa para saciar nuestra pulsión sexual (y no nos vamos a poner a discutir esto me parece...) y así perpetuar la especie como nuestro mapa genético nos ordena, usamos otros modelos de "conquista" tanto desde la perspectiva femenína como la masculina, pero fijese que siempre se usan términos tales como esa palabra, conquista, que refiere a una estrategia y un plan de acción.
Y disculpeme, vuelvo a insistir, hacer esas extrapolaciones como las que hace este muchacho, es bastante poco serio, y siendo MUY generoso, se la puede llevar al nivel de opinión, respetable por cierto, pero solo una opinión.
Personalmente, recomiendo empezar por leer a Jaques Monod, El Azar y La Necesidad, y despues releer todo lo que gustéis....

Gabriela dijo...

Digamos que una cosa es escribir una novela sobre el amor como emoción de una manera totalmente subjetiva y personal de acuerdo a las vivencias y creencias personales - o no dado que al ser esto una novela no deja de tener bastante de "imaginado" - y otra es la antropología que creo vislumbrar tanto en Claude Levi-Strauss como en Jaques Monod.

negro, me encantó su aclaración porque me disparó nuevos interrogantes y búsquedas.

Un lujo y un gusto tenerlo de visita por aca.