sábado, 19 de enero de 2008

Hombrecitos



boomp3.com

Anoche me fui con 2 de los 3 sotretas a cenar por ahí. Se les antojó comer sushi, cosa que no es santo de mi devoción pero le vengo encontrando la vueltita y allá fuimos. El lugar ni vale la pena mencionarlo dado que he probado sushis mejores.

Se sentaron correctamente, leyeron la carta de vinos y se pidieron sus gaseosas, los palitos con ayuda – esos que tienen una gomita y un papelito. La nota: Mateo pidió sushi de milanesa el que obviamente no le sirvieron pero le dijeron que para la próxima le tenían preparado.

A la hora de irnos Fran pidió la cuenta, la revisó, pagó controló el vuelto y dejó una propina mientras yo le explicaba cómo debía hacer esa pequeña tarea de invitar a una señorita y asumir un rol. Me corrió la silla cuando me paré y me alcanzó el infaltable saquito que suelo llevar en verano porque me congelo con el aire acondicionado mientras Mateo me abría la puerta del local al salir. Son hombrecitos.

Mi mamá me enseñó como debía sentarme, modales, estilos de peinado, vestimenta y maquillaje adecuados y sobre todo las actitudes. Siempre me decía se nace mujer pero lo de señora te lo tenés que ganar. A lo que ya en una etapa más moderna puedo agregar hay mucho macho pero poco hombre.

Desde anoche me está dando vueltas en la cabeza eso. ¿Quién nos enseñó a comportarnos como hombres y mujeres? ¿Les transmitimos esos valores a nuestros hijos?


En una sociedad donde la familia está desarticulada como tal, donde las madres compiten con sus hijas a ver a quien tiene el tetor más arriba, donde los padres muchas veces sólo son proveedores económicos, donde se entiende por romance el galanteo previo a un mero acercamiento sexual, donde el use y tire pareciera venir estampado como un lunar de nacimiento se torna complicado.


Pero no imposible.

2 la espiaron:

Fito dijo...

Gabriela, como padre primerizo se imaginará que estas cuestiones me andan comiendo la sesera.
Si me permite le voy a robar este texto. Mi imposibilidad de escribir mas de tres párrafos sin perder el hilo me obliga a ser un ladrón de textos. Yo no quiero ser así, la sociedad, y principalmente aquellos que manejan el idioma, me han llevado a esto.
Descuide. La cito y la linkeo.
Mis respetos a ud. y su poesía.

Si, si. Ando urgando en busca del alcanfor.

Gabriela dijo...

fito, robe tranquilo que si avisa no es traición.

Y le digo que escribir es sólo cuestión de práctica. Es sentarse frente a una hoja en blanco y dejarse llevar por las emociones.

Fíjese como le va con esa receta y si no le sale una rica torta de letras y emociones le doy otra.

Y padre se hace.. no se nace.. por lo que relajesé y disfrute. Sea el mejor padre qud UD puede ser, que por ahí dista mucho de ser el mejor papà del mundo, pero su hijo lo va a adorar igual.