martes, 4 de marzo de 2008

No quiero



Segundo día de clases y ya salimos vistiéndonos en el ascensor. A este ritmo no llego a diciembre.
Tengo en escritorio lleno de formularios para completar, certificados médicos, notas con mil reuniones informativas por el inicio de clases y ya arrancamos con los cumples. Mis chicos necesitan urgente una secretaria y yo un alplax.

Así como los hombres usan el auto y la corbata como símbolo fálico de poder, el status infantil lo marca la cantidad de pisos que tiene la carturchera . Ya deberían cotizar en bolsa o venderse en los clasificados inmobiliarios al menos; las hay de 4 pisos con 5 dependencias anexas y se venden en euros.

Ah... alguno que faje al chino de acá a la vuelta que ayer me cobró casi 9 mangos el kilo de pollo y adentro tenía más menudos que un laboratorio patológico.

20 y pico de grados y yo tengo frío. Sigo con fiebre, tos y mocos desde hace 20 días, cuando se me vayan les hago una fiesta de despedida y les pido el mail así les mando cartitas de amor. ¿Qué bicho extraño estaré incubando? ¿No será menopausia inversa?

La buena del día es que se secó la ropa del tender. Soy más básica que un par de zapatillas topper tenis, mi alegría no tiene fin dado que no se me hirvió el agua del mate.

Hoy no se me da por la poesía ni la cosa elaborada. No tengo el cerebro en condiciones. Tengo sueño, estoy de mal humor y no pienso poner un mínimo de color a este posteo.

Si el país pudo cambiar el huso horario por la crisis energética yo me cambio la hora para mi solita; en este acto decreto que en mi casa son las 14:30 - ponéle - y me voy a dormir la siesta.

8 la espiaron:

Todos Gronchos dijo...

Lo más importante que mw ha pasao en los últiomos tiempos es que mis hijas hayan pasado la etapa de los colegios.

La naturaleza es sabia: hay que tener los hijos joven, después no te da la cabeza ni el físico.

Saludos!!!

Gabriela dijo...

Groncho, el primero a los 27, el segundo a los 29 y el tercero a los 33; con el último se me escapó la tortuga. Los tuve siendo una bella y graciosa moza y si después de lavar la ropa me hubieran colgado de un abedul la cosa hubiese sido diferente; aunque es tan bonito y dulce que le perdono haber llegado tan inesperadamente a mi vida.

Coincido con ud. Sólo ansío con furor que me rompan más la paciencia desde el colegio y que se dediquen a instruir a los chicos en vez de atajarse tanto con mil reuniones y autorizaciones hasta para ir al baño.

Le recomiendo leer Me cago en Piaget o del funcionamiento de la escuela moderna para que me acompañe en el sentimiento.

No pude dormir un corno, en esta casa suena el teléfono más que en el despacho de Taiana; ya son las 12 y sigo sin ganas de moverme.

Pescáu dijo...

Contraflor al resto: cuando nació Félix yo tenía 18 años. Ahora el que tiene 18 es él y si me hace abuelo ahora le descoso el ojete a patadas.
Martiniano, el menor, tiene 7. Es decir que llevo al menos 10 años de colegiatura y me quedan por delante otros 10... ¿ande está la cuchilla de cortar venas?

PS: Al que me hable mal de las Topper tenis a lo mejor le pago el entierro.

Gabriela dijo...

Vos anduviste despeinándote desde muy chico :P

La teoría de la topper tennis y la de ser una chica bien peinada son dos cosas muy simples que te explicaré más adelante.

No se si dá como para que sea una Conspiración pero veremos que es lo que se puede hacer.

Entre los tuyos y los míos hacemos un fulbito y hasta tenemos banco de suplentes.

Arengando a la tropa a la mañana para que salten de la cama soy como el Sargento Shultz, esto va a agotar el amor filial.

Anónimo dijo...

Germán dijo:
Che no me asusten, tengo 35 años, recién ahora estoy pensando en tener un hijo, ya encontré compañera; ustedes por lo que veo no me lo recomendarían, verdad?, solicito urgente orientación

Pescáu dijo...

Al revés, papá: tener un pibe es simplemente indescriptible y genera sensaciones que no te las da (ni de lejos parecidas) ninguna otra cosa... ¿por qué te creés que tengo seis?

Dale para adelante tranquilo, que te vas a lamentar no haberlos tenido antes.

¡Un abrazo de pescáu!

(nosotros nos quejamos de mañosos al pedo)

Gabriela dijo...

Si tenés una pareja consolidada y estable entrale sin dramas y vení a contarnos como te haces pis cuando te digan PÁ y te llenen de fideos con manteca la laptop y vos en vez de sacarlo arando le tomás fotos.

Yo no puedo hablar mucho de mis chicos porque el fish dice que me pongo pe sa dí si ma.

Anónimo dijo...

Germán dijo:
Gracias por confirmar mi teoría y ratificar -de alguna manera- mis profundos deseos de ser padre. Creo que va a ser de la manera como ustedes describen, me voy a hacer pis cada vez que llegue arrumbrado de laburar a mi casa y el o la enano corra hacia mí diciendome "hola pa", creo que será así.
Gracias amigos blogeros, un fuerte abrazo. Los seguiré visitando