sábado, 8 de marzo de 2008

La furia



La furia que me producen tus ganas de saber de mí...
Me abandonaste en la avenida cruce con calle París.
¿Y ahora a qué venís? Con ese aire de gran señor,
¿A preguntar cómo estoy?
¿Por qué no te vas con tus dudas a caminar por ahí?

Dejame vivir en paz, recomponer la confianza,
acomodar mi esperanza de que existe algo mejor
que dejar lágrimas correr y cebarle mate al dolor.

Si hay algo que no es faltante es el alma endurecida,
más las ganas de mandarte una carta con un bicho
que te muerda el corazón para luego tirar sal en tu herida.
¡Y no me digas más querida... porque ya no lo soy!

Tal vez destile por la vida todo el veneno que tragué.
¡Durante tanto tiempo soñé que de verdad me querías!
Y ahora que me dejaste todas mis lunas llevaste
acomodadas en una cajita que por ahí revoleaste.

El dolor se transforma en duda,
la duda en resignación.
Ya llegará el día en que te brinde el perdón.


Chan Chan. Sí. Me mandé un tango.

6 la espiaron:

Betiana dijo...

Ahhhhh.... Que placer leerla. Si si. Entendi todo.

Gabriela dijo...

Betu,. Hay momentos mágicos y compartir algunos de ellos con vos los torna más mágicos todavía.

Te quiero, bacino per te.

Stella dijo...

Hooolaaa
Te vengo leyendo en lo del Groncho y por otros lares, y hoy me hice un ratito para pasar a chusmearte el blog!
Aaaaaaaaaaaaaarmoso, doña!!

Y flor de tangazo te mandaste!!!
Y lo de no me digas mas querida, porque ya no lo soy....me mató!

Besossssss

Gabriela dijo...

¡Binvenida Stella!

Revolvé con confianza y gracias por tus apreciaciones.

Esa estrofa además de ser cantada con un tono totalmente afectado debe ser acompañada con un revoleo de boa de plumas, un giro de 180º, mentón en alto y las patitas bien juntas. jajajajajajaa

Pescáu dijo...

Me gustaría mucho opinar si no fuera porque anoche me hicieron tomar y ahora no me da la cabeza.

Fish

Gabriela dijo...

si.. yo te vi atado y sufriendo dicendo "¡Por favor no me den de beber!"

jajajajajjaaaa