martes, 11 de septiembre de 2007

Se dice de mí....



Bah... de nosotras: las mujeres.

Se dice que estamos locas, que cuando estamos sonadas somos insoportables, que no nos banca ni el Papa con buena voluntad.. se dicen tantas cosas.. Pero todas dichas desde un lugar de ignorancia total, porque SEÑORESSS las minas no tenemos esos problemas que se les achaca a nuestras hormonas bailarinas….¡¡Las minas SOMOS ASÍ todo el tiempo!!

¡HOMBRES DEL MUNDO, LEED!

Para que se entienda lo antedicho procederé a explicar el ciclo mensual hormonal femenino. El mismo consta de 28 días calendario y básicamente se puede dividir en 4 grandes grupos: menstrual, preovulatorio, ovulatorio y premenstrual. Detallo en los siguientes párrafos los mil estados de ánimo que pululan por nuestra sangre (en este caso se deberá tomar de manera totalmente literal)

Día 1: ¡¡¡ Nos vino!!! ¡¡¡No estamos embarazadas!!! Andamos infladas como sapos, nos duelen los ovarios, tenemos las lolas estalladas y el carácter sensible. O sea, estamos en un estado de peligrosidad emocional que no nos soportamos a nosotras mismas y lloramos hasta con la propaganda de mayonesa hellman’s. Tras cartón nos crecen los pelos que parece que un enano los estuviera empujando desde adentro, nos damos cuenta de que no compramos los OB súper para los primeros días ni los MEDIO para los últimos y los sobrantes del mes pasado que pensábamos que estaban en el placarcito del baño se los prestamos a una amiga en estado de emergencia el sábado pasado. Por lo que salimos en ojotas en pleno invierno al famacity más cercano y de paso nos traemos toda una provisión de toallitas con y sin alas, para el día y para la noche, ultrafinas para los jeans y súper absorbentes para el gimnasio. Solemos encerrarnos con la shoguienta a mirar películas de amores no correspondidos, o alguna intelectual tal vez llegue a ver Amelie a repetición y llorar hasta que las sabanas pidan perdón. Esto nos pone muy mal... pero muy mal… ¡Es deeeennseerio che!

Días 2 al 5: maso lo mismo sin tanta compra, con menos pelos o acostumbradas a ellos, vamos cambiando el humor de a poco pensando en que todo lo que nos dijeron en estos días PUEDE ser verdad, pero igual somos divinas! Sacamos turno con la depiladora así nos sacamos el look mono de encima y podemos lucir nuestras esbeltas axilas sin ser tildadas de cosacos.

Días 6 y 7: ya vamos mejorando… sí si... ¡¡Sin pelos es otra cosa!! Sin tener que andar con todo el equipete andresístico en la cartera somos mas felices! Y se nos nota! Estos dos días son los mas alegres de todo el mes.. no para nosotras que siempre tenemos un motivo para pasarla mal sino para los hombres que nos rodean que nos miran con mejor cara y hasta nos podemos ligar una invitación a cenar o al cine. Aprovechamos y tomamos decisiones tales como el color de pelo al que nos gustaría mutar, si cambiamos los muebles; hasta nos animamos a pensar que algún día conoceremos a un hombre que nos valore y nos haga felices. Solemos andar de soleritos si es verano o jeans ajustaditos en invierno. SOMOS FELICES Y SE NOS NOTA!

Días 8 al 13: comenzamos una leve suba en la irritabilidad… tenemos la mecha corta y el nivel de tolerancia comienza a decrecer hasta limites insospechados. Tendríamos que andar con un termómetro que va del verde al rojo en la frente para beneplácito de nuestros interlocutores los que se darían cuenta del bardo que se pueden llegar a comer en caso de decir las palabras equivocadas en el momento y lugar equivocado. No toleramos AB-SO-LU-TA-MEN-TE-NA-DA. Ni que nos miren ni que nos dejen de mirar, ni que nos hablen ni que nos dejen de hablar, ni que nos digan SI ni NO.. y menos que menos un tal vez.. y que comience a correr el que pregunte con cara de nardo “¿Pero… se puede saber qué- carajos te pasa que estas TAN histérica? ¿Estas sonada?” PELIGRO DE GOL!! Esto transcurre a lo largo de los 7 días siguientes hasta llegar al día 14 de nuestro ciclo hormonal. Tras cartón si logramos tener un vida sexual vivimos con la agenda en la mano contando los días porque - no vaya a ser que ENCIMA de TODOS los males que nos acosan SOLO por ser mujer en este mundo lleno de hombres miserables que se merecen todo lo que les decimos por ser tan desalmados, insensibles, pocoseso, separatistas y sexistas – tenemos pánico de quedar embarazadas.

Día 14: ¡¡¡EXPLOTA TODO!!! ¡¡¡A LOS BOTES MIS MARINEROS!! ¡¡¡A LAS TRINCHERAS MIS SOLDADOS!! ¡¡¡SÁLVESE QUIEN PUEDA!! ¡¡¡MUJER OVULANDO!!! ¡¡ARGHJJJ!!

Días 15 al 20:
4 jornadas de un minino de sentido común. No mucho... tampoco le pidan peras al olmo. Nos duelen un poco los ovarios por estar ovulando y el fantasma de la maternidad no deseada nos sigue a todas partes como el espíritu de Maradona al futbol argentino. Al fin y al cabo como dijo Susana La-Divina-Diva: detrás de todo sólo hay una mujer. Traducido: no crea en lobos que usan piel de oveja.

Días 21 al 27: andamos como ASÍ.. así es así.. las mujeres no se preguntan que es así.. lo saben.. lo viven.. ¡¡lo sienten, lo sufren, lo padecen!! ¡¡Es como el fulbo loco!! No sabemos bien que cazzo nos pasa, tendemos a comer lo que se nos cruza, somos como una manga de langostas cruza con marabunta. Le entramos al pan con dulce de leche, chocolates en todas sus variedades, hamburguesas dobles y hasta ¡¡TRIPLES!! Nos inflamos como sapos, se nos infla el tetor de a poco y sentimos que el jean que nos quedaba tan lindo nos hace ver como elefantas del circo Sarrasani. Andamos como pucherosas y llamamos a las amigas contándoles que el canarito del balcón de enfrente dejó de cantar por las mañanas y extrañamos tanto eso que nos ponemos a lagrimear como cocodrilos. Vemos que los pelos comienzan a brotar y cambiamos el estilo de vestimenta por algo “mas flojito, con maguitas” porque no hay corpiño que aguante ni camiseta que resista la visión de un tetor a punto de volcar. Señoras y señores estamos ante el bendito y nunca bien ponderado SPM (síndrome pre-menstrual).

Día 28: ¡¡¡Nos vino!!! ¡¡¡No estamos embarazadas!! (Si tuviste la suerte de tener un mínimo de actividad sexual.. ojo al piojo). Nos vemos horribles, los ojos como el sapo verde de Pekín apenas se los asoman por los párpados, el tetor que nos estalla y no hay corpiño que no nos haga doler. TODA la ropa nos queda que es un asco y revoleamos lo que se nos cruza en el camino: desde un patadón al perro hasta una escena histérica al novio /amante /marido /ser-humano-o-bicho-masculino. Los jeans nos quedan como el traste y esto nos pone MUY MAL!!!

Conclusión: las mujeres somos insoportables todos los días, más allá del ciclo hormonal, el que nos permite tomar decisiones acertadas SOLAMENTE 2 días al mes. ¿Acaso esto no es razón suficiente para que los hombres del mundo se dejen de joder con la preguntita “¿Nena... estás indispuesta que andas tan rayada?"?

Dedicado a Alexis. Que no es mina, pero insistiré en hacerle comprender el difícil arte de ser mujer.

13 la espiaron:

Dr. Motte dijo...

Jajajajajajaja buenisimo

Igualmente sigo insistiendo en el hecho de que su histeria natural se potencia en exceso cuando estan indispuestas.


Saludos y que estes bien ninia :*

Alex ;)

NegroShot dijo...

Pensandolo bien, menos mal que tienen semejante quilombo hormonal, si no a que le echaban la culpa?

Amperio dijo...

Me gusto la palabra "tetor". Verdaderamente me impactó.

UAP, compañera.
Nos estamos leyendo.

Gabriela dijo...

Alex: la falta de sexo tal vez influya, pero considerando la calidad que hay dando vueltas por el mercado oferente masculino le puedo asegurar que las minas preferiríamos estar sonadas dos veces al mes :)

negrito: nosotras al menos tenemos esa excusa para romper las pelotas... los hombres a qué achacan sus cualidades negativas? Por que - aunque demostrado de otra manera - tbm son rompepelotas!

amperio: si le impactó la palabra espere a ver el resto. :P

NegroShot dijo...

Por eso le dije menos mal!!!
No habrá el paraguasca que no se largóya

ElMago dijo...

Dudo que una mina que no sea ESTA mina sea capaz de contar, con tanto humor y sentido comun, algo que a los hombres normalmente les...¿preocupa? ¿Hace levantar las defensas? No... mas bien les ATERRA... porque entender una mina en sus varios estadíos hormonales... es como decía el dibujito encabezador del post.... im po si ble :o)

Pescáu dijo...

Conozco un viejo al que le decimos "menstruación", porque cuando está rompe las pelotas y cuando no está preocupa...

Gabriela dijo...

a la temprana edad de 8 años mi hijo le preguntò a su tío que es su mentor y mi hermano:
- ¿Como haces para calmarla a mama cuando se pone loca?

El tema es preocupante señores!!

Magote: un tipo que pacede a las mujeres.
Fishote: uno que ya mas que insistidor es condencendiente con las minas.

Pescáu dijo...

Nunca por lindo, no, siempre por insistidor. Como el burro... si si.

Negro contento dijo...

Jamás dije que las mujeres están locas ni que son insoportables
De hecho, las considero el bicho más hermoso y fascinante sobre la faz de la tierra.
Pero ojo, de ahí a tratar de entenderlas... JA! Ni en pedo!!! ¿Para qué? Lo único que nos queda, mis queridos congéneres, es abandonarnos a ellas, dejarnos hacer y disfrutarlas mientras podamos.
Eso es todo.

Ahora me pregunto: ¿En cuáles días andaría usté al momento del escrito?

Gabriela dijo...

SPM a full.... hace falta que lo aclare? ya pateé el perro y encerré a los chicos en el baño!!

ElMago dijo...

Pacede?

Caramba... no me cierra... que habra querido poner la flaca.... bueh... con el spm, no me extraña que los dedos vayan pa cualquier lado...

iL_nono dijo...

Ja! buenisimo.