sábado, 25 de agosto de 2007

Bla bla bla


Acabo de llegar de la peluquería donde estábamos todas las mujeres sentaditas con su peluquero (bah, estilistas como les gusta llamarse coiffieur parece que esta out); las mechas entintadas y la manicura - que linda imagen - todas arreglándose para estar diviiiiiiiinas el fin de semana en el cine, teatro, baile o donde sea que fuere.

Leía yo mi horóscopo de mayo del 2003 en la Para Ti (al menos son mas nuevas que las "barcos y velas" del ginecólogo) cuando escucho un sonidito que me alertó los 80 sentidos haciéndome tensar un poco: un celular. Si señoras y señores UN celular. Que no suena ring ring ni tilin tilin ni bom bom ni tararátatá sino que lo hace como un disco de Pocho la Pantera, la Primavera de Vivaldi, La Cumparsita, Britney Spears o andá a saber como cazzo suena pero ring ring no hacen más y no se te ocurra tenerlo para que tiemble así no jodés con ruiditos y nadie se entera de que te llaman ... NOO!! ¿Cómo se te ocurre eso muchacha loca?? ¡TTTOOOODDDOOO el mundo tiene que saber que TE están llamando!

El tema es que a la señora que le suena o le baila o le canta el celular era a esa pobre santa que le estaban haciendo las manos Si si ¡Qué momento salado! Una mano en el agua, la otra con el esmalte a medio poner y la cucaracha paranoica (que te sigue a todas partes.. como vos al diEGO) que te suena y llama y un coro que late y que dice ATENDEMEEEEEE!! o te bailo un malambo acá mismo!!

La pobre mujer – no sé como describirlo - se puso loca, sacó la mano chorreante del tacho con agua y en ese preciso instante se dio cuenta de que con ESA mano la cosa no iba a avanzar entonces se soltó - literalmente - de la manicura que le asía la otra mano. La santa de la empleada se quedó con el pincel chorreando gotitas de laca roja sobre la mesita; la mina manoteó el bicho bailador y se lo llevó a la oreja emitiendo un desesperado HOLAA HOLAAA?? Se manchó la cara de color y – obvio - no pudo contestar a tiempo. Miraba el aparato como diciéndole ¡TRAIDOR!, masculló un indescifrable "perdoname ya sigo" a la manicura y se dispuso a hacer un par de llamados.

A TODOS les preguntó el mismo estribillo:
- Vos me llamaste?... ah no fuiste vos?... es que estoy en la peluquería y me estaban haciendo las manos.. y bla bla bla..
(Repite estribillo 8 veces)

Pienso y digo

¿Hay más celulares que cristianos en este mundo o es idea mía? Hay gente que anda con 2 ó 3 y he visto gente con 3 y un nextel!!! ¿Los chicos si no tienen celular se mueren antes? Me llegó una nota del colegio el otro día diciendo que "por favor los padres no les den celulares a los chicos. Los mismos serán retenidos a la entrada a clases y entregados a la salida". Cabe aclarar que en el colegio hay teléfono público con monedas, además del teléfono de línea con el que cuenta el colegio en secretaría. Además para qué quiere un chico un celular en el colegio? AHHHH Gabriela.. si si .. pero hoy en día estamos mas comunicados....

¿Comunicados? A lo sumo diría que mas contactados pero comunicados NO. Justamente uno de los grandes problemas de las familias de hoy en día, con tanta corrida, con tanto padre separado, con tanta cosa moderna que ahora se llama "familia disfuncional".... el tema de la sociedad moderna es precisamente LA FALTA DE COMUNICACIÓN. Uno se llena de mensajitos de texto, de ruiditos raros, en el cine, en el bondi, en el tren, en las reuniones de trabajo y de padres del colegio, de consorcio y de amigos. Lo que me lleva a pensar que estamos más contactados para recibir y emitir más gansadas por minuto en algunos casos.

Muchacho loco... pensá conmigo y ayudame a entender. ¿Qué carajos le tiene que decir el Tito a la Gladys a las 9 de la noche en el tren? ¿Calentame las milangas que llego en 5? El cadete que va en moto alienado entre los autos y sin casco con el nextel; ¿Qué dice? ¿Qué hace atendiendo ese aparato AHÍ? ¿Hablará con San Pedro? “Anda abriendo las puertas del cielo que llego en 2 con siambreta y todo”.

Señoras y señores no digo que sean inútiles, no digo que es una manera de que nos puedan localizar si pasa algo importante, pero a veces me dan ganas de hacer una gran pira. La Telecomunicación es eso: TELE, a distancia, lejos.

Nos enteramos de que el alpinista perdido en el Himalaya pudo salvar su vida, justo en esta época del año que el Yeti esta en celo y de que la nena del vecino debutó anoche porque el padre la recagó a gritos que no atendió el celular a las 5 de la matina porque estaba en el telo con la boca llena y no llegó a manotear el bicho a tiempo; obviamente me refiero al celular. Nos enteramos de todo, y cuando digo TODO es TODO.

Vivimos en el imperio del bla bla bla haciendo ruido por teléfono y olvidándonos que es más importante estar comunicados que contactados. Si Cristo hubiera tenido celular tal vez no hubiese organizado la última cena, seguramente mandaba mensaje de texto contando que pasaba.
Odio los celulares, se nota? No lo uso y a mi me encuentran siempre y si no me encuentran será que tengo la boca llena y no puedo atender.


Corolario

Esto que acaban de leer lo escribí hace un tiempito, cuando no andaba como una vaca con cencerro con el celu colgado al cogote todo el día chillando que me suena el pito a repetición cada vez que estoy haciendo pis. Hoy en día hasta mis chicos tienen telefonino porque me avisan con un textito cuando llegan del colegio sanos y salvos mientras yo trato de no estrolarme contra el obelisco mirando la pantallita (que no veo bien por la presbicia), me comí varias multas por andar con el aparato en la oreja o con el audífono, lo cargo de noche en la mesita de luz porque lo uso de despertador con 3 alarmas a repetición que me hacen saltar de la cama, me marca el horario de la ducha y si estoy saliendo tarde me tira de las orejas.

Los clientes que me llaman a los fijos y como les da ocupado me llaman al celu. Me dan ganas de gritarles ¿Qué parte del “si te da ocupado es que estoy hablando” no entendés? ¿Qué puede ser tan pero tan urgente que si no me lo decís YA no podés vivir?

¡Y la de botoninos que tienen los celus modernos! Que sacan fotos, que pasan música, que tienen mil memorias, que se puede mandar fotos, que el blú túz y las enaguas de mi abuela. ¿Para cuando el telefonino con papel higiénico así podemos hablar mientras estamos con “nosotros mismos”? Los japoneses están probando un aparatito que tiene un chip con el que hasta viajan en subte y pagan las compras del súper. Esas cosas me dan miedo. Yo hago las compras con plata y creo que si pudiera volver a la época del trueque sería feliz.

Les cuento la última. Ya estando cada uno en su cama a punto de dormir mi hijo me manda textos que dicen “mamucha te quiero, vení a darme un beso de buenas noches” ¡Y pensar que me espantaba cuando me pedía coca cola por MSN desde la PC de su cuarto!

Lo dicho: me cago en el progreso que hace que una sí o sí tenga que negociar con la modernidad de esta vida agitada. Ya voy por el tercer aparato, mis celus tienen esa manía de suicidarse en el inodoro.

Donde no tranzo es en el ruidito, mi celu hace RINGGGG!!

3 la espiaron:

ElMago dijo...

Esto de la modernidad, como vos decis, nos está dejando mas alejados. Nos "descomunica", dice otra amiga mia. NO nos juntamos mas con loa amigos a un asado: hablamos por msn todos juntos. O chateamos. O mandamos sms con deformaciones del lenguaje que son como "t yamo n 5" (entiéndase: te llamo en cinco minutos) Digo: cuando me llames: no me voy a dar cuenta?

Es verdad... cada vez mas comunicados y menos comunicación. Porque toda comunicación tiene cinco cosas mínimo: emisor, mensaje, medio, código y receptor. PEro nos saltamos un par a veces.

Negro contento dijo...

Por eso no voy a hacerme las uñas a la peluquería, para poder hablar tranquilamente por teléfono.

Varios años fui abanderado de la brigada internacional en contra de los celulares. Y fueron más fuertes que yo: terminé transando.

Y la verdad, son excepcionalmente prácticos.

No llego a depender de él, pero debo reconocer que me ha resuelto más de un dialoguito más que interesante y sumamente importante.

Aquella vez me permitió acceder a mi pasaje de regreso desde algún remoto lugar gracias a su venta.

Hoy por hoy, me encuentro totalmente "adaptado" a este maravilloso medio y le estoy realmente agradecido porque sin él, estaría un poco más solo. Me permite estar realmente comunicado con quienes, de otra manera, me sería casi imposible.

Voy con el aparatito pa'todos lados. Nunca me lo olvido y jamás perdí ninguno. Tampoco permito que me interrumpa nada de nada. Si no conozco el número, no atiendo. Si me acuesto a dormir, lo apago. Casi nunca me quedo sin batería.

Los mensajes de texto merecen párrafo aparte: también son maravillosos. He recibido algunos sumamente importantes que jamás borraré, que me han hecho reir a caracajadas en plena calle; reflexionar profundamente; y sobre todo, saber que alguien está pensando en mí aunque sólo me escriba para "tocarme el hombro".

En resumen: el celular es maravilloso mientras uno mantenga cierta independencia. Es una herramienta digna de ser usada y en algunas circunstancias, es realmente irremplazable.

Mi voto pa'los celulares y pa'los que están del otro lado para decir "Hólaaa... :)"

Aps!!! Me suena el teléfono!!!

Pescáu dijo...

No existen las cosas buenas o malas. Lo que hay es buen o aml uso de las cosas. Especialmente de la tecnología.
La misma fisión de átomos que supo descubrir el Beto Einstein sirve tanto para generar grandes cantidades de energía a bajo costo como para reventar Hiroshima de un saque.
¡Chan chan!