viernes, 10 de agosto de 2007

7:55 AM


Todas las mañanas iterativamente trato de abrir el ojo - si el derecho primero - y dejar que de a poco mi cuerpo vaya tomando noción de su existencia. Me desperezo. Decido postergar el salto inicial un ratito mas en pos de un remoloneo que me invade hasta que me asalte la urgencia de comenzar el día.

La dinámica mañanera me acompaña mientras el olor a unísono desayuno se adivina de los pisos vecinos... los chicos que se visten para ir al cole... me preparo el café en el súper vaso térmico que tomaré en el auto soñando con en el infaltable mate que me espera en la oficina al lado de la pc cuando leo los diarios, reviso mis mails, navego un poco, saludo a los amigos y arranco con la jornanda laboral.

7:55 AM. Puntual. Rutinario. Inamovible en el otoño del almanaque que se deshoja entre el lunes y el viernes provocando que el frío que anticipa la primavera se despeje y broten flores a mi alrededor. Juan Bautista, Francisco y Mateo se bajan del auto en la puerta del cole, tuercen sus cabecitas buscando mi cara entre mochilas, portafolios, buzos, gorros y camperas; me dan un besito apurado y dulce al ritmo de un mimoso chau mamá, te amo; que tengas un buen día.

Sonriendo y con olor a besos tibios los miro entrar al colegio. Hay días que pienso que estoy haciendo las cosas bien.

9 la espiaron:

Pescáu dijo...

¿Y no escuhan, en la Rock & Pop, al Tío Pancho cantando guarradas infantiles?
Aparte del amor, uno se va cagando de risa con lso pibes.

ElMago dijo...

¿A veces nomas?

Pa mi que estas haciendo la mayoría de las cosas bien :o)

Gabriela dijo...

Aguante el Tío Pancho! Nos las sabemos todas; además me fumo todas las preguntitas que sugiere la Tía Eli... quiero grabar esos programas así los paso durante los viajes largos... van los 3 sentaditos quietitos y callados escuchando la radio.

Gracias magote... a veces esta vida acelerada hace que perdamos el foco y nos olvidemos de las cosas importantes.

Eugenia dijo...

la felicidad se compone de esas pequeñas grandes conclusiones...besos

Negro contento dijo...

"Sonriendo y con olor a besos tibios los miro entrar al colegio. Hay días que pienso que estoy haciendo las cosas bien."

Pregunto: ¿Qué diferencia hay entre pensar y sentir?

Gabriela dijo...

mire don negro... acá la de las preguntitas difíciles soy yo.

Tenia una respuesta divina.. pero después de darle 3 vueltas a la manzana resultó ser tan poco creíble como un travesti con borcegos.

Negro contento dijo...

Miro... si yo miro!!
Ahora mire usté: yo he dado varias vueltas a unas cuantas manzanas, pero nunca jamás me crucé con alguien tan pintoresco como eso que usté dice... ¿Por qué calles anda usté? Pregunto sólo para ver si encuentro su divina respuesta.
Vamos!!! desembuche que acá el mudo cobarde soy yo :p

Gabriela dijo...

a ver que tal resulta esto... me calzo las botitas rojas, un poco de gibré y alguna plumas y le contesto:

El pensamiento es eso que se conduce, o mejor dicho que se induce o deduce. Es como guiado digamos, algo que se razona y nos permite llegar a alguna conclusión; donde el valor de verdad de ésta última depende del grado de estupidez de las premisas de las que proviene.

El sentimiento es un asalto a mano armada. !Nos puede agarrar mal parados y nos pega cada sopapo! Es algo así como el bicho que se estrola contra el parabrisas en la ruta... uno sabe que está pero no lo puede dominar.

Me creyò?

Negro contento dijo...

Aaaahhhh... Mire usté!!

Y el travesti con borcegos??!!!