jueves, 31 de diciembre de 2009

Duro amanecer

Son las 5 de la tarde del ultimo día del año y las imágenes en la televisión me queman, yo podría ser uno de esos padres, así que no aguanto mas y le digo a mi mujer que me voy a ofrecer como voluntario a la calle junin ella también quiere así que nos vamos, nos prometen llamar si hace falta, a las 22hs nos llaman y nos dicen a que hora podríamos ir, les digo que a las 2 .Cena de fin de año en un restaurante que habíamos reservado, ni se que comí, nos fuimos allá y empezamos trabajar, al principio solo atender llamados para preguntar por la lista de heridos, escuchar llantos del otro lado de la linea cuando lo informábamos, a las 6 de la mañana llega una pareja y su hija de 22 años nos explican que son de Merlo que se enteraron el día anterior a las 22has que su sobrina de 16 años estaba desaparecida, que no habían conseguido ningún auto que los trajese y que habían venido mitad en tren y mitad a dedo y cuando llegaron el padre de la criatura ya había retirado el cuerpo y se había ido con la ambulancia, ellos no tenían medios para volver, así que llamea un voluntario que es de familiares de la Amia y el los lleva, antes de irse nos abrazamos con el alma y pude sentir como ellos de rompían en mil pedazos y llantos delante mio, habían peregrinado por hospitales y clínicas toda la noche sin medios y pocos se habían animado a mirar a los ojos y menos a tocar, cuando lo hice ahí se rompieron así de simple, por desgracia no serian los últimos. Me voy a acompañara un matrimonio a hacer los tramites en la morgue, ahí seria la primera de infinitas entradas , miro el pizarron de los hombres y el de las mujeres con sus fotos, no soporto el que dice niños. acompaño a familias a reconocer los cuerpos, no dan abasto los empleados de la morgue por eso los voluntarios lo hacemos, los tramites son infinitos, yo pienso que el tipo que esta a mi lado a habia de perder a su madre y a su hijo de 11 años y no entiendo como esta en pie, sigo así hasta las 15hs , duermo hasta las 22hs cuando me levanto pienso que ya todo había terminado y veo que todo esta peor, le digo a mi mujer que tengo que volver, ella no quiere ir llego a su limite de dolor, yo voy todo esta igual solo que todo esta peor ya que se acumulan los casos y la morgue es un cuello de botella, ya no se puede entrar sino es con barbijo, el olor lo es todo, sigo trabajando toda la noche hasta que alas 7 de la mañana , yo estaba en el cgp de junin 521 y entra una persona , me pregunta por un pizarron que estaba al frente del local con fotos de chicos buscados (se veía siempre en la televisión) y el me dice que se va a llevar la foto del hijo, que lo había encontrado y yo le pregunto que donde y como estaba, y el me dice que en l morgue de chacarita, ahí me quebré, ahí decidí que no podía ayudara nadie mas , busque a una de las sicologías del same y le dije lo que había pasado y me dijo que tenia que contar lo que había pasado y procesarlo por que cuando tomemos conciencia de las cosas que hicimos y las cosas que vimos va a ser muy difícil de digerir, así que me recomendó que lo hablase que no me lo callara, es por eso que decidí contar esta historia a todos Uds..Pido disculpas si moleste a alguien con este relato, necesitaba decirlo, un abrazo a todos.


Ricardo

2 la espiaron:

Stella dijo...

Duro amanecer y duro el post!
Ojalá nunca mas sucedan estas cosas!
Ojalá aprendamos de tan duras experiencias!
Es solo una ilusión, un deseo!

besos y feliz año!

Caia dijo...

Duro post de una gran persona, y un relato familiar para mí. Saludo.